Amorim y Taiana anuncian un grupo de trabajo para intentar limar las asperezas

  • Brasilia, 17 feb (EFE).- Los cancilleres de Argentina, Jorge Taiana, y de Brasil, Celso Amorim, anunciaron hoy la creación de un grupo de trabajo que intentará limar las asperezas comerciales entre los dos países, que ambos atribuyeron a la actual crisis global.

Amorim y Taiana anuncian un grupo de trabajo para intentar limar las asperezas

Amorim y Taiana anuncian un grupo de trabajo para intentar limar las asperezas

Brasilia, 17 feb (EFE).- Los cancilleres de Argentina, Jorge Taiana, y de Brasil, Celso Amorim, anunciaron hoy la creación de un grupo de trabajo que intentará limar las asperezas comerciales entre los dos países, que ambos atribuyeron a la actual crisis global.

La solución a los problemas, sin embargo, requerirá de "mucha conversación", "medidas creativas" y "comprensión" de uno y otro lado, explicó Amorim en una rueda de prensa ofrecida en compañía de Taiana.

El grupo de trabajo se reunirá en Buenos Aires el próximo 4 de marzo y estará integrado por funcionarios de los ministerios de Relaciones Exteriores y Hacienda de ambos países.

Amorim valoró que esa reunión preceda al encuentro que tendrán en Sao Paulo los presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, el próximo 20 de marzo, pues confió en que "se les podrá presentar algo" a los mandatarios.

Las asperezas surgieron en medio de un derrumbe del comercio bilateral y ante medidas adoptadas por Argentina, que la industria brasileña tildó de "proteccionistas" y por las que pidió reciprocidad.

Hace tres semanas, Brasil anunció que exigiría una licencia previa para la importación del 60 por ciento de productos adquiridos en el exterior, pero dio marcha atrás presionado por las críticas de países vecinos y empresarios nacionales.

Argentina luego estableció nuevos valores de referencia para 800 productos de importación, a fin de evitar importaciones con precios que supongan competencia desleal.

Taiana negó hoy que esas medidas tengan carácter restrictivo, dijo que algunas normas brasileñas también "lo podrían ser" y aseguró que "la normativa vigente" en su país se mantendrá, aunque afirmó que Argentina tiene "clara voluntad para buscar soluciones y acuerdos".

Amorim subrayó que el Mercosur, que forman también Paraguay y Uruguay, está pasando por "una prueba de estrés" provocada por la crisis internacional y alertó que las reuniones del grupo de trabajo anunciado "no podrán ser como otras" y tendrán que arrojar soluciones.

"Los mecanismos de integración viven la hora de la verdad", dijo el ministro brasileño, quien también consideró que el bloque debe buscar alternativas conjuntas para protegerse de eventuales brotes proteccionistas en los países más desarrollados.

En ese sentido, anunció que acordaron con Taiana realizar "estudios conjuntos para analizar la situación y cómo puede afectar" al Mercosur.

Amorim no aclaró si Brasil podría tomar alguna medida recíproca con Argentina, como exigen sus industriales, pero sí dijo que su país "prefiere no tomar medidas contraproducentes a los intereses de la integración" y reiteró que es necesario hallar "fórmulas que eviten la toma de decisiones unilaterales".

Ambos ministros coincidieron en que, además de las soluciones a los problemas puntuales derivados de la crisis, Argentina y Brasil deben trabajar también en otros obstáculos estructurales, como la lentitud en la promocionada intención de marchar hacia una integración de sus cadenas productivas.

Según Amorim, el grupo de trabajo que se reunirá en Buenos Aires "preparará el terreno" para el próximo encuentro entre Fernández y Kirchner, quienes tras la cita en Sao Paulo en marzo volverán a verse en la capital argentina, el próximo 23 de abril.

Asimismo, ese grupo intentará coordinar la posición que ambos países llevarán a la próxima reunión del Grupo de los Veinte (G20) financiero, que se realizará en Londres, también en abril.

En la reunión celebrada hoy en Brasilia participaron además los ministros argentinos de Producción, Débora Giorgi, y de Economía, Carlos Fernández, mientras que por el lado brasileño estuvieron los titulares de Hacienda, Guido Mantega, y de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Miguel Jorge.