Cámara de Comercio de Lanzarote facilitará a empresarios asesoramiento para amortiguar el impacto de la crisis

ARRECIFE (LANZAROTE), 13 (EUROPA PRESS)

La Cámara de Comercio de Lanzarote pondrá a disposición de los empresarios servicios de asesoramiento e información para amortiguar el impacto de la crisis, tras el "brutal recorte que se ha aplicado en la concesión de créditos", entre otras cuestiones.

En este sentido, la citada Cámara de Comercio informó en nota de prensa que el "desplome" del consumo, la "bajada" de la inversión, la "disminución" de la renta disponible, así como de las expectativas empresariales, se "han instalado ya en el escenario económico de las islas y desgraciadamente forman parte ya de la realidad cotidiana de miles de pymes".

Por ello, dicho organismo ha decidido reorientar sus servicios y programas de acciones para "dar respuesta a lo que en estos momentos está demandando una empresa". De esta forma, los empresarios podrán solicitar información sobre las diferentes líneas de financiación, ayudas y subvenciones abiertas (líneas ICO) al Departamento de Creación de Empresas de la Cámara.

Asimismo, el Departamento Jurídico de la Cámara de Lanzarote prestará "todo el apoyo posible" a los empresarios a través de su asesoramiento en cuestiones relacionadas con "dudas legales" sobre la empresa. Además, otro de los servicios gratuitos a los que puede acceder cualquier empresa es el de Arbitraje y Mediación, cuyo objetivo se centra en resolver los conflictos o controversias que se originen entre las empresas.

Estas fórmulas son una "alternativa válida frente a los inacabables y costosos litigios" que se presentan ante los tribunales de justicia relacionados con los problemas de morosidad, el incumplimiento de contratos de suministro, ventas o reparaciones defectuosas, entre otras.

Para la Cámara de Comercio de Lanzarote "mejorar la productividad y la competitividad de la empresa debe ser uno de los objetivos prioritarios" en la actualidad, por lo que continuará apostando por ofrecer un programa de cursos, jornadas y seminarios ajustados a la realidad de la empresa y con los que aportar conocimientos necesarios para que un empresario pueda moverse en un contexto de crisis como el actual.

Además, mejorar la productividad del negocio a través de la innovación "es otra de las líneas de apoyo que tiene en marcha la Cámara con numerosos programas que fomentan la incorporación de las empresas a la cultura de la excelencia".

Por otro lado, también destacaron la necesidad de tener en cuenta a los competidores porque "es esencial para analizar sus riesgos y ventajas frente al negocio propio". En este sentido, recomendó en el comercio la adaptación de los productos de la oferta a una demanda dispuesta a gastar "menos y mejorar la eficiencia de la distribución, acortando tiempos".

Asimismo, señaló que el personal debe cuidarse, evitando deshacerse de los recursos humanos calificados, manteniéndolo informado y motivándolo mediante programas específicos; con la misma atención hay que cuidar a los clientes "más valiosos, incrementando la relación con ellos y buscando fórmulas de fidelización".