Economía.- Bruselas busca un pacto "final" sobre la reducción del arancel al plátano basado en el preacuerdo de julio

BRUSELAS, 17 (EUROPA PRESS) Las negociaciones para la reducción del arancel a las importaciones de plátano al mercado comunitario "continúan" en Ginebra (Suiza) con el objetivo de cerrar un acuerdo "global" y "final" basado en el principio de acuerdo que se logró el pasado mes de julio y que debería de haber entrado en vigor el 1 de enero de no haber fracasado la ronda de Doha, informaron fuentes comunitarias. En la actualidad, los países latinoamericanos exportadores de banano deben pagar un arancel de 176 euros por tonelada. El preacuerdo que finalmente se frustró este verano preveía una primera reducción hasta 148 euros por tonelada y un recorte posterior progresivo hasta llegar a los 114 euros en 2016. Las mismas fuentes confirmaron que durante la semana pasada se produjeron "contactos" por parte europea con los países de Latinoamérica y los países de África, Caribe y Pacífico (ACP) en esa dirección. La propuesta para poner fin a un conflicto que se ha prolongado durante años contemplaría ayudas "compensatorias" para los países ACP (que no pagan arancel), pero también que "otros países" retiren "todo litigio" iniciado contra la UE en el seno de la OMC por el régimen de importación para el plátano en el mercado comunitario. El objetivo es consensuar un acuerdo satisfactorio "para todas las partes". Si se logra tal acuerdo en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OCM) supondrá que no haya en el futuro "más reducciones adicionales" en el gravamen que pesa sobre las importaciones al plátano extracomunitario procedente de países no originarios de la ACP. Las negociaciones que se desarrollan en Ginebra "se basan en el proyecto de acuerdo del mes de julio", según apuntaron fuentes comunitarias que, sin embargo, evitaron hablar de cifras y plazos concretos. Aunque el acuerdo "no puede ser igual" al inicial porque éste debería de haber entrado en vigor el pasado mes de enero, precisaron las mismas fuentes en referencia a los precios de 148 y 114 euros por tonelada contemplados entonces.