Economía/Empresas.- Anged y ACES editan una guía sobre la aplicación del Reglamento REACH en la distribución comercial

MADRID, 9 (EUROPA PRESS) La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) y la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES) han editado la 'Guía del Reglamento Reach (Registro, Evaluación, Autorización de Sustancias y Preparados Químicos) en el sector de la distribución comercial', con el fin de facilitar la gestión de las empresas de distribución en esta materia. La directora general de Calidad y Evaluación Ambiental, María Jesús Rodríguez de Sancho, destacó hoy, durante el acto de presentación de la guía, que esta normativa de la Unión Europea puede ser "un instrumento dinamizador" para las empresas, que está realizando "un esfuerzo considerable" para su implantación. Según Rodríguez de Sancho, el Reglamento Reach es el "mayor exponente de la gestión de los productos químicos" en base al principio de precaución de la salud humana y del medio ambiente, sin que las empresas europeas pierdan competitividad. Así, destacó que sólo en España ya se han identificado 80.980 sustancias y se han sumado 2.632 empresas, pero aún "queda mucho por hacer para aplicar con eficacia el reglamento". En todo caso, aseguró que la administración pública española impulsará "la aplicación plena, eficaz y transparente" del Reglamento Reach. La 'Guía del Reglamento REACH en el sector de la distribución comercial' ha sido elaborada de forma conjunta por la ACES y Anged para explicar los aspectos del desarrollo normativo aún "oscuros o desconocidos", con el fin de facilitar los esfuerzos del sector en esta materia. El director general de ACES, Aurelio del Pino, reconoció que el reglamento europeo es muy "prolijo y complejo, y exige una comprensión detallada para su aplicación", pero a largo plazo permitirá a las empresas una mayor seguridad jurídica. Por su parte, el director general de Anged, Javier Millán-Astray, señaló que con la aplicación de esta normativa las empresas se enfrentan a "uno de los retos medioambientales más importantes". "Con este nuevo enfoque, la responsabilidad cae en el propio tejido empresarial, que tiene que sufragar los costes de la gestión del mismo", apuntó, al tiempo que subrayó que la nueva guía facilitará a las pymes la comprensión del reglamento, fomentando así su cumplimiento.