El ex presidente Lacalle dice que "Uruguay tiene que ser cliente de todos y aliado de algunos"

  • Montevideo, 1 abr (EFE).- El ex presidente uruguayo Luis Alberto Lacalle (1990-1995) afirmó hoy que si es elegido en las próximas elecciones, Uruguay "será cliente de todos, amigo de muchos, aliado de algunos e igual a nadie".

El ex presidente Lacalle dice que "Uruguay tiene que ser cliente de todos y aliado de algunos"

El ex presidente Lacalle dice que "Uruguay tiene que ser cliente de todos y aliado de algunos"

Montevideo, 1 abr (EFE).- El ex presidente uruguayo Luis Alberto Lacalle (1990-1995) afirmó hoy que si es elegido en las próximas elecciones, Uruguay "será cliente de todos, amigo de muchos, aliado de algunos e igual a nadie".

"De esa manera creo que defino cual será la política internacional del país si vuelvo a ocupar la presidencia", afirmó el precandidato del Partido Nacional o Blanco, actualmente el principal de la oposición, durante un encuentro con integrantes de la Asociación de la Prensa Extranjera en el Uruguay (APEU).

Lacalle anunció, además, su voluntad de impulsar un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre el Mercosur y Estados Unidos.

"Uruguay perdió la gran oportunidad de firmar un TLC con Estados Unidos cuando el gobierno del (hoy) ex presidente George W.Bush se lo propuso", destacó.

El Gobierno uruguayo, que preside el socialista Tabaré Vázquez, tras una dura disputa interna, prefirió suscribir un acuerdo de protección de inversiones de menor nivel.

Según el ex presidente, la posibilidad de un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, que se negocia hace más de una década, "es muy complicada, porque la UE tiene otras prioridades y varios problemas, entre ellos los nuevos socios y la decisión sobre el ingreso o no de Turquía".

Sobre la actualidad del Mercosur, Lacalle, que era el presidente de Uruguay cuando se firmó su acta de creación, en 1991, dijo que "al principio tuvo un buen funcionamiento", pero con el tiempo "pasó a sufrir varias patologías".

"Se admitió que Argentina y Brasil lograran acuerdos dejando fuera a Uruguay y Paraguay; las normas internas se han ignorado una y otra vez; y se creo un Parlamento del Mercosur que no tiene ningún sentido", señalo.

Para Lacalle, el bloque regional "se compró un problema" al abrir sus puertas a Venezuela (aún en proceso de adhesión), "cuyo presidente, Hugo Chávez, genera muchos rechazos", dijo.

"Chávez afectó las relaciones internacionales en América Latina intentando influir en varias elecciones en los países de la región", enfatizó el ex presidente uruguayo.

Como forma de superar el peor conflicto en décadas entre los gobiernos de Uruguay y Argentina debido a la instalación de la planta de celulosa de la finlandesa Botnia a orillas del río Uruguay, Lacalle dijo que, de llegar a la presidencia, impulsará un "plan de desarrollo integral del río".

"Además de Argentina, invitaríamos a Brasil para explotar mejor el río Uruguay, sin descuidar el medio ambiente, pero apuntando a la prosperidad y crecimiento de toda la región de influencia", afirmó.

El ex presidente dijo que, en caso de volver a ocupar el cargo a partir del 1 de marzo de 2010 entre sus primeras medidas estará "recuperar el concepto de autoridad", porque "ahora el país aparece sin rumbo claro", afirmó.

Además, "impulsaremos rápidas modificaciones a la ley de educación, la ley de salud y las relaciones laborales, que tienen graves fallos", dijo.

Otra prioridad "será recuperar el sentido de país seguro para las inversiones y el mercado financiero", afirmó, y recordó que "hace años la Bolsa de Montevideo operaba más que la de Sao Paulo".

"Necesitamos explotar al máximo los recursos tecnológicos y humanos, la inteligencia de los uruguayos", enfatizó, y destacó que "varios jóvenes del país están ganando mucho dinero a través de internet, aprovechando sus conocimientos y las oportunidades que ofrece el mundo, a pesar de la crisis global".

Según las últimas encuestas, Lacalle encabeza la preferencia de voto en la interna del Partido Nacional, de cara a las elecciones partidarias del 28 de junio, superando al senador Jorge Larrañaga.

Posteriormente, el 25 de octubre, se celebrarán las elecciones generales y las encuestas señalan que si fueran el próximo domingo el partido más votado sería el gobernante Frente Amplio, aunque no obtendría la mayoría para evitar la segunda vuelta.

"Nada está ganado ni perdido y la vida política me ha enseñado que hay que esforzarse, como si fuera una carrera, mismo hasta la llegada", enfatizó Lacalle.