El rechazo al embargo une, sin distinciones ideológicas, a Latinoamérica

  • Bogotá, 17 abr (EFE).- El rechazo al embargo estadounidense contra Cuba es de todos los planteamientos y reclamaciones formulados en el umbral de la V Cumbre de las Américas el que más une a los Gobiernos latinoamericanos.

Bogotá, 17 abr (EFE).- El rechazo al embargo estadounidense contra Cuba es de todos los planteamientos y reclamaciones formulados en el umbral de la V Cumbre de las Américas el que más une a los Gobiernos latinoamericanos.

En esto no cuentan las diferencias ideológicas, como ya ha quedado demostrado cada vez que en Naciones Unidas se votan resoluciones en contra de las medidas de EE.UU. que vetan el comercio, el turismo y toda clase de relaciones económicas con Cuba.

En realidad, el rechazo al embargo es casi unánime a nivel mundial. Solo Israel y Palau se alinearon con Estados Unidos contra la última de esas resoluciones de condena, presentada en la Asamblea General de la ONU en octubre de 2008, que fue aprobada con 185 votos afirmativos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, no estará mucho más acompañado en ese tema en la V Cumbre de las Américas que hoy comienza en Puerto España (Trinidad y Tobago).

Desde el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, al venezolano Hugo Chávez, pasando por el mexicano Felipe Calderón, se han manifestado en contra del embargo en los últimos días.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció este jueves en Venezuela que presentará un proyecto de resolución en la reunión continental en el que se exige el fin del cerco a Cuba.

Barack Obama "tiene la obligación moral y ética de reparar un daño que cometieron los ex presidentes de su país", dijo Morales.

En declaraciones a la prensa antes de partir a Trinidad y Tobago, el canciller argentino, Jorge Taiana, subrayó hoy que "la región pide que el bloqueo a Cuba termine".

"Me da la impresión que la nueva administración de los Estados Unidos tiene una conciencia de que debe cambiar, modificar esa política y acercarse a lo que está pidiendo el hemisferio", consideró el canciller argentino.

El presidente brasileño, uno de los que más se ha destacado por condenar el embargo, habló el jueves por teléfono con Obama y le pidió una nueva visión hacia América Latina.

Estados Unidos necesita tener una mirada hacia América Latina que piense en el desarrollo, en el avance tecnológico, en una sociedad mejor", afirmó el gobernante, quien alega que ya no existen más razones políticas o económicas que justifiquen el embargo.

De acuerdo con fuentes oficiales brasileñas, Lula también aprovechará la Cumbre para pedirle a Obama nuevos gestos de apertura en relación a Cuba, tras las medidas anunciadas en los últimos días por Estados Unidos para facilitar el envío de remesas y los viajes al país caribeño de cubano-estadounidenses.

Algunas versiones de medios de prensa brasileños indican que Lula le habría sugerido a Obama en su conversación del jueves que designe un representante especial para dialogar directamente con las autoridades de La Habana tal como lo hizo para Medio Oriente.

La cuestión del embargo persiguió a Obama incluso en su primer viaje oficial a México, que también fue el primero a un país latinoamericano desde que asumió la Presidencia en enero pasado.

"Nosotros no pensamos que el embargo o el aislamiento de Cuba sea una buena medida para que las cosas cambien" en la isla caribeña, afirmó este jueves el presidente Calderón en una rueda de prensa conjunta con Obama en la residencia presidencial de Los Pinos.

Calderón enfocó la cuestión más desde un punto de vista pragmático que ideológico o moral como han hecho los presidentes de países encuadrados en el ALBA, la iniciativa de Chávez para dar la puntilla al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

"Habrá que preguntarse si ese no es tiempo suficiente para considerar que ha sido una estrategia poco útil para que las cosas en Cuba cambien. Yo pienso que sí", añadió.

La propia secretaria estadounidense de Estado, Hillary Clinton, reconoció hoy que la política de su país hacia Cuba "ha fracasado".

"Sentimos que la política (estadounidense) hacía (Cuba) ha fracasado", afirmó Clinton en una rueda de prensa en Santo Domingo.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha llamado a los participantes en la cumbre a "exigir el cese del bloqueo a Cuba, de un embargo que ha significado un enorme daño al pueblo cubano, la violación de sus derechos humanos, un verdadero genocidio que se prolonga ya por 48 años y que tiene que desaparecer".

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, también ha reclamado el fin del embargo antes de la cumbre.

"Me gustaría ver una Cuba sin el embargo, dentro de la OEA y profundamente democrática", declaró Insulza este jueves a una emisora chilena, poco antes de que desde Venezuela recibiera una andanada de críticas contra el organismo que dirige encabezadas por las del presidente cubano, Raúl Castro, que quiere que desaparezca.

El escenario donde es más probable que Obama reciba la "artillería" contra el embargo, como la ha definido Chávez, es la reunión con los países de la Unión de Naciones Suramericanas prevista para el sábado en Puerto España.