La CE celebra el incremento de la AOD de los Veintisiete pero teme que la crisis reduzca el compromiso de 2009

BRUSELAS, 30 (EUROPA PRESS) La Comisión Europea celebró hoy el incremento de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) que --según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)-- ha alcanzado en 2008 los niveles más altos de su historia, pero pidió que el aumento de un 8% de media en la contribución de los Estados miembros durante ese año no se vea mermada en 2009 a causa de los efectos negativos de la crisis económica internacional y ponga en riesgo los objetivos para 2010. La crisis económica y financiera "golpeará severamente" a los países más pobres, para los que la ayuda al desarrollo juega un papel "esencial", especialmente tras las crisis por los precios de los alimentos y del petróleo. Por ello, el Ejecutivo comunitario instó este lunes a los Veintisiete a mantener sus compromisos para los próximos años. El comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, consideró "bastante positivas" las cifras publicadas por la OCDE, pero advirtió de que "es necesario aún un esfuerzo decidido para asegurar los objetivos clave en la lucha contra la pobreza global". "Nuestra recuperación, prosperidad futura y estabilidad están profundamente ligadas a las de los países en desarrollo", destacó el comisario, para quien las inversiones en estos países en dificultades son "en última instancia, inversiones en nosotros mismos". Por ello, advirtió de que "no permitirá" que la recesión actual sea "utilizada como excusa" para recortar la ayuda. La AOD de los 22 Estados donantes que integran el Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) creció en 2008 un 10,2%, hasta un total de 119,8 millones de dólares (84.000 millones de euros), según el informe presentado este lunes por la OCDE en Londres. Según estos datos, los países ricos aportaron el año pasado una media del 0,3% de su PIB a la ayuda oficial al desarrollo, una cifra similar a la registrada en 1993. España, según la organización, se encuentra en el octavo lugar en relación al esfuerzo respecto a su PIB (0,43%) y en el séptimo en relación a su volumen de ayuda (unos 4.880 millones de euros). Tras una caída en 2007, la ayuda de los Estados miembros aumentó hasta superar los 49.000 millones de euros (frente a los 46.100 millones de 2007). Ya en 2005 los Veintisiete acordaron incrementar los niveles de ayuda tanto colectivamente como de manera individual hasta 2015. La Unión Europea es el mayor donante del mundo al destinar casi 100 euros por habitante a la Ayuda Oficial al Desarrollo.