Las "Casas del Alba" peruanas no tienen relación con Venezuela, según el embajador

  • Lima, 10 mar (EFE).- Las llamadas "Casas del Alba" de Perú, organismos de asistencia social con tintes izquierdistas, no guardan la menor relación con el Gobierno venezolano ni su embajada, aseguró hoy el representante diplomático de este país en Lima, Armando Laguna.

Las "Casas del Alba" peruanas no tienen relación con Venezuela, según el embajador

Las "Casas del Alba" peruanas no tienen relación con Venezuela, según el embajador

Lima, 10 mar (EFE).- Las llamadas "Casas del Alba" de Perú, organismos de asistencia social con tintes izquierdistas, no guardan la menor relación con el Gobierno venezolano ni su embajada, aseguró hoy el representante diplomático de este país en Lima, Armando Laguna.

El embajador, en declaraciones a la prensa extranjera acreditada en Lima, salió así al paso de las acusaciones hechas por una comisión parlamentaria que la pasada semana concluyó que dichas Casas suponían "una especie de brazo de infiltración política" del Gobierno venezolano en Perú.

Laguna aclaró que la iniciativa de las "Casas del Alba" es enteramente atribuible a ciudadanos peruanos y nada tiene que ver con la Alternativa Bolivariana para los pueblos de América (ALBA), un tratado impulsado por Venezuela y al que se han adherido Bolivia, Cuba, Nicaragua, Honduras y Dominica, pensado para contrarrestar al Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA) impulsada por EEUU.

"No nos involucramos en la política interna del Perú (...) Yo no asesoro a nadie, ni apoyo a nadie, ni menos financieramente, en las mal llamadas 'Casas del Alba'", dijo el embajador, quien aseguró además no haber puesto nunca un pie en estos organismos.

El embajador atribuyó la iniciativa de estas Casas a un conocido activista de izquierdas de la región de Puno, Marcial Maydana, quien no oculta sus simpatías por el presidente venezolano, Hugo Chávez, y que a su vez preside una ONG encargada de transportar ciudadanos peruanos a Bolivia para recibir atención oftalmológica en clínicas del Gobierno venezolano.

El embajador mismo se encargó de gestionar desde Lima no menos de 18 vuelos de ciudadanos peruanos "de pocos recursos" a Venezuela para curarse afecciones oculares, en lo que se llamó "Misión Milagro", pero esta iniciativa quedó paralizada cuando la comisión parlamentaria inició sus investigaciones sobre las "Casas del Alba".

Pese a toda esta polémica, el representante venezolano calificó de "excelentes" las relaciones diplomáticas entre Venezuela y Perú, pero eludió pronunciarse sobre una eventual visita de su presidente a Perú o de Alan García a Venezuela.

García y Chávez intercambiaron en el pasado graves insultos, sobre todo durante la campaña por las últimas elecciones presidenciales en Perú a principios de 2006, que derivó en una crisis diplomática y la retirada temporal de los embajadores.

Laguna se refirió también a la retirada unilateral de Venezuela de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), que paradójicamente no han afectado al comercio bilateral peruano-venezolano, ya que éste ha aumentado de los cerca de mil millones de dólares en 2007 a los 1.600 millones en 2008, según sus datos.

El saldo es netamente favorable a Perú, ya que importa por valor de 360 millones de dólares de Venezuela, mientras que el resto son exportaciones, principalmente de productos textiles, ya que el Gobierno de ese país, dijo Laguna, ofrece facilidades de financiación a los empresarios peruanos del sector.