Lula afirma que no hay discrepancia sin solución entre Brasil y Argentina

  • Brasilia, 17 feb (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó hoy que está "convencido de que la relación entre Argentina y Brasil es tan profunda y tan fuerte que no hay divergencia (comercial) que no pueda ser solucionada".

Lula afirma que no hay discrepancia sin solución entre Brasil y Argentina

Lula afirma que no hay discrepancia sin solución entre Brasil y Argentina

Brasilia, 17 feb (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó hoy que está "convencido de que la relación entre Argentina y Brasil es tan profunda y tan fuerte que no hay divergencia (comercial) que no pueda ser solucionada".

Lula sostuvo que las diferencias que ha suscitado la crisis global en el comercio con Argentina empezarán a solucionarse hoy mismo, durante una reunión entre ministros de ambos países, que además servirá para preparar la visita que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner hará en marzo próximo a Brasil.

Para discutir el impacto de la crisis en el comercio bilateral, hoy llegaron a Brasilia el canciller argentino, Jorge Taiana, y los ministros de producción, Débora Giorgi, y de Economía, Carlos Fernández.

Los funcionarios argentinos fueron recibidos en el Palacio de Itamaraty, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, por el canciller de Brasil, Celso Amorim, y los ministros de Hacienda, Guigo Mantega, y Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Miguel Jorge.

Hace tres semanas, Brasil anunció que exigiría una licencia previa para la importación del 60 por ciento de productos adquiridos en el exterior, pero dio marcha atrás presionado por las críticas de países vecinos y empresarios nacionales.

Argentina luego estableció nuevos valores de referencia para 800 productos de importación, a fin de evitar importaciones con precios que supongan competencia desleal, medida que fue duramente criticada por industriales brasileños, que exigieron "reciprocidad".

Lula reiteró hoy que es absolutamente contrario a toda medida que pueda llevar al proteccionismo y aseguró que prefiere "una reunión para solucionar divergencias, antes que esa forma simple de tomar una medida punitiva contra quien sea dentro de un gabinete".

Según el mandatario, Brasil "tendrá diferencias con Argentina, con Colombia, con China o con quien sea", pero siempre "será mejor sentarse a una mesa a discutir" que adoptar medidas unilaterales.

El presidente brasileño reiteró, además, que "ese discurso es el mismo" que llevará a la próxima reunión del Grupo de los Veinte (G-20), que se celebrará en Londres en abril próximo y donde se propone insistir en que "el proteccionismo no ayuda, sino que obstaculiza".