Lula defiende un nuevo orden económico libre de dogmas y centrado en la gente

  • Londres, 10 mar (EFE).- El presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva defiende en un artículo de opinión publicado hoy en el diario "Financial Times" un nuevo orden económico libre de dogmas que se centre en el bienestar de las personas.

Lula defiende un nuevo orden económico libre de dogmas y centrado en la gente

Lula defiende un nuevo orden económico libre de dogmas y centrado en la gente

Londres, 10 mar (EFE).- El presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva defiende en un artículo de opinión publicado hoy en el diario "Financial Times" un nuevo orden económico libre de dogmas que se centre en el bienestar de las personas.

"No estoy preocupado por el nombre que se le dé al orden económico y social que surja tras la crisis mientras su inquietud central sean los seres humanos", escribe Lula, quien expresa su deseo de "un mundo libre de los dogmas económicos que invadieron el pensamiento de muchos y que se presentaron como verdades absolutas".

El presidente brasileño expone los buenos resultados económicos de su país desde que llegó a la presidencia en 2002 y los pone como ejemplo de que "las políticas anti-cíclicas no deben adoptarse sólo cuando llega una crisis: aplicadas por adelantado -como lo han sido en Brasil- pueden garantizar una sociedad más justa y democrática".

Lula dice que "nadie se atreve a predecir hoy cuál será el capitalismo del futuro" y aboga por una sociedad "que recompense la producción y no la especulación", y en la que "la función del sector financiero sea estimular la actividad productiva".

Por esta razón, defiende que los mercados financieros "sean objeto de controles rigurosos, nacionales e internacionales, por parte de organizaciones serias y representativas".

Lula destaca la conveniencia de unas relaciones comerciales libres "del proteccionismo que está ofreciendo peligrosos signos de intensificación" y de que los organismos multilaterales apliquen "programas de apoyo para las economías pobre y emergentes, con el objetivo de reducir los desequilibrios que marcan hoy el mundo".

A eso habrá que sumar, argumenta el presidente brasileño, "las nuevas políticas energéticas, la reforma de los sistemas de producción y las pautas de consumo que garanticen la supervivencia de un planeta amenazado hoy por el calentamiento global".

El mandatario brasileño comienza el artículo, titulado "El futuro de los seres humanos es lo que importa", afirmando que el capitalismo nunca ha sido para él "un concepto abstracto", sino "una parte real y concreta de la vida diaria" con la que tuvo contacto desde muy niño cuando su familia emigró a Sao Paulo.

Lula repasa su trayectoria vital y política, y señala que cuando llegó a la presidencia tras perder cuatro elecciones como líder del Partido del los Trabajadores (PT) tuvo que lidiar "con serios problemas estructurales y, sobre todo, con una herencia de desigualdades muy arraigadas".

"La mayoría de nuestros gobernantes, incluso aquellos que promulgaron reformas en el pasado, gobernaron para unos pocos. Se preocuparon por ellos mismos en un Brasil en el que sólo un tercio de la población importaba", escribe el presidente brasileño.

Pero en los últimos seis años, asegura, su Gobierno ha conseguido romper "los mitos" que existían sobre la economía brasileña, como que no podría crecer y distribuir la riqueza, que tendría que elegir entre el mercado interior o el exterior o que estaría condenada al aislamiento si no aceptaba "los imperativos de la economía global".

Lula celebra que se hayan superado esos mitos y que se haya hecho con estabilidad económica, la inclusión de decenas de millones de personas como consumidores, la superación de la barrera de la pobreza para 40 millones de personas, la democratización del acceso al crédito y la creación de 10 millones de puestos de trabajo.