Lula y Vázquez rechazan el proteccionismo y piden renovar la apuesta en la integración

  • Brasilia, 10 mar (EFE).- Los presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y Uruguay, Tabaré Vázquez, coincidieron hoy en que urge evitar el proteccionismo para combatir la crisis y recomendaron a sus socios del Mercosur renovar la apuesta en la integración.

Tabaré Vázquez inicia su tercera visita a Brasil desde 2005

Tabaré Vázquez inicia su tercera visita a Brasil desde 2005

Lula y Vázquez rechazan el proteccionismo y piden al Mercosur renovar la apuesta en la integración

Lula y Vázquez rechazan el proteccionismo y piden al Mercosur renovar la apuesta en la integración

Lula y Vázquez rechazan el proteccionismo y piden renovar la apuesta en la integración

Lula y Vázquez rechazan el proteccionismo y piden renovar la apuesta en la integración

Brasilia, 10 mar (EFE).- Los presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y Uruguay, Tabaré Vázquez, coincidieron hoy en que urge evitar el proteccionismo para combatir la crisis y recomendaron a sus socios del Mercosur renovar la apuesta en la integración.

"Quien crea que se salvará con proteccionismo va acabar hundiendo a su economía en el medio plazo" y deberá entender que se "necesita más comercio, mas comercio y más comercio para que la economía empiece a volver a la normalidad", declaró Lula a periodistas tras la reunión con su homólogo uruguayo.

Vázquez explicó que las dimensiones de la crisis internacional y sus efectos en las economías de América Latina fue uno de los varios asuntos discutidos en el encuentro que mantuvo con Lula, en la que ha sido su tercera visita oficial a Brasil desde el 2005.

Ambos presidentes coincidieron en que la crisis se ha originado en los países más ricos, a los que señalaron ahora como responsables de hallar una salida, pero también concordaron en que es necesaria una mayor coordinación internacional para la recuperación.

En un comunicado conjunto, Lula y Vázquez indicaron que la crisis "impone a los Gobiernos el desafío de buscar maneras creativas para superar la escasez de crédito y expandir el comercio mundial" y, en ese sentido instaron a retomar las negociaciones de la Ronda de Doha en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En el terreno regional señalaron que "es fundamental profundizar el proceso de integración del Mercosur (que ambos países conforman junto con Argentina y Paraguay)", así como "ampliar los mecanismos innovadores" y mantener "enfoques flexibles con ese objetivo".

Pese a las condenas al proteccionismo de un lado y de otro, fuentes brasileñas y uruguayas afirmaron que no había en ellas ningún "mensaje" dirigido a Argentina, país que ha aplicado algunas medidas restrictivas a las importaciones que han sido tildadas de "proteccionistas" por sus socios del Mercosur.

Marco Aurelio García, asesor para Asuntos Internacionales de Lula, negó en declaraciones a periodistas que Brasil y Uruguay estén preparando algún tipo de "acción conjunta" contra Argentina, pero sí apuntó, en sintonía con los presidentes, que "el proteccionismo no ayudará a nadie".

Según García, los problemas entre Brasil y Argentina se discuten "de forma muy franca" en el ámbito bilateral y no fueron tratados en la reunión entre Lula y Tabaré.

Otras fuentes, sin embargo, dijeron a Efe que Vázquez expresó a Lula su malestar con el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y en especial por el impacto que esas medidas tienen en el comercio entre Argentina y Uruguay.

En lo bilateral, Lula reiteró que el estatal Banco de Desarrollo Económico y Social (BNDES) abrirá una oficina en Montevideo a fin de promover la inversión brasileña en Uruguay y garantizó que Petrobras mantendrá una creciente presencia en ese país.

Durante el encuentro fue ratificada además la voluntad de Lula y Vázquez de llevar adelante un proyecto de interconexión eléctrica, ya respaldado por la Unidad Técnica del Fondo de Convergencia Estructural (Focem) del Mercosur, pero cuya financiación no acaba de ser aprobada por el bloque.

Fuentes diplomáticas dijeron a Efe que en caso de que demore más la aprobación en el Focem, Brasil podría utilizar créditos del BNDES para financiar la obra, cuyo coste se calcula en poco más de 200 millones de dólares.

Otro asunto discutido por los mandatarios fue la posibilidad de sustituir el dólar por las monedas locales en el comercio bilateral, tal como Brasil ya hace con Argentina, y ha propuesto también a los Gobiernos de Venezuela y Colombia.

En el caso de Uruguay, que ha manifestado interés en el asunto, Brasil ofreció su colaboración para organizar un seminario sobre ese modelo en Montevideo, posiblemente en abril próximo.

Vázquez, quien estuvo acompañado por sus ministros de Economía, Alvaro García, e Industria y Energía, Daniel Martínez, así como por el presidente de la petrolera estatal ANCAP, Raúl Sendic, regresó a Montevideo después de un almuerzo ofrecido por Lula en el Palacio de Itamaraty, sede de la cancillería brasileña.