Tabaré Vázquez discutirá con Lula los impacto de la crisis y suministro de energía

  • Brasilia, 9 mar (EFE).- El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, visitará mañana a su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, preocupado por el impacto de la crisis en el comercio dentro del Mercosur y por el suministro de energía a su país.

Tabaré Vázquez discutirá con Lula los impacto de la crisis y suministro de energía

Tabaré Vázquez discutirá con Lula los impacto de la crisis y suministro de energía

Brasilia, 9 mar (EFE).- El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, visitará mañana a su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, preocupado por el impacto de la crisis en el comercio dentro del Mercosur y por el suministro de energía a su país.

Según fuentes oficiales, Vázquez llegará a Brasilia acompañado por sus ministros de Economía, Alvaro García, e Industria y Energía, Daniel Martínez, así como por el presidente de la petrolera estatal uruguaya ANCAP, Raúl Sendic.

La visita ocurre en momentos en que el comercio se resiente ante los efectos de la crisis global y los intercambios entre los socios del Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) se reducen en forma sensible, lo que golpea especialmente a los miembros de menor desarrollo económico.

En febrero pasado, las exportaciones generales de Uruguay cayeron un 20,2 por ciento, de acuerdo con cifras oficiales.

La bajada durante el segundo mes del año no fue tan aguda en las ventas a Brasil, que se encogieron un 1,9 por ciento, pero sí en las dirigidas a Argentina, que cayeron un 18,9 por ciento, en parte como consecuencia de las medidas adoptadas por Buenos Aires para proteger a su industria de la crisis global.

Esas medidas han generado protestas de industriales brasileños y uruguayos, que las han tildado de "proteccionistas".

Los Gobiernos de Brasil y Argentina, por su parte, han creado un grupo de trabajo que tendrá su primera reunión esta misma semana en Buenos Aires e intentará hallar una alternativa que minimice los obstáculos que esas medidas suponen para el comercio bilateral.

En febrero pasado, durante una reunión preparatoria de la visita de Vázquez a Brasilia, los cancilleres de Brasil, Celso Amorim, y de Uruguay, Gonzalo Fernández, coincidieron en que es necesario evitar todo "brote proteccionista" en el Mercosur.

"Creemos junto con Brasil que, ante una crisis financiera como la que atravesamos, la solución es antagónica al proteccionismo y pasa por profundizar más la integración", declaró entonces Fernández.

Otro asunto en la agenda de Lula y Vázquez, según dijeron fuentes oficiales consultadas por Efe, será la posibilidad de sustituir el dólar por las monedas locales en el comercio entre Brasil y Uruguay.

La base sería el modelo que Argentina y Brasil utilizan desde el año pasado, que ambos países desean expandir a todo el Mercosur y que Lula ya ha propuesto a Venezuela y Colombia, al menos para el comercio bilateral.

El Gobierno uruguayo ha adelantado su interés en este mecanismo y planea organizar en abril próximo un seminario sobre ese modelo en Montevideo, a fin de debatir el asunto con los empresarios del país.

En vísperas de un nuevo invierno austral, Tabaré Vázquez también se propone discutir con Lula el suministro de energía brasileña a Uruguay y algunos detalles de un futuro acuerdo bilateral en esa materia, en el que serían definidos aspectos de precios y mercados.

Uruguay recibe habitualmente 300 megavatios de electricidad desde Brasil, pero el suministro ha sido aumentado a 500 megavatios para paliar la delicada situación energética causada por la fuerte sequía que se registró en los últimos meses del año pasado.

Brasil y Uruguay tienen pendiente un proyecto de interconexión eléctrica, respaldado por la Unidad Técnica del Fondo de Convergencia Estructural (Focem) del Mercosur, pero que no acaba de salir del papel porque el bloque aún no ha aprobado su financiación.

La concreción de ese proyecto de interconexión fue citada por el propio Vázquez el pasado sábado entre las prioridades en el área de energía para los doce meses que le restan al frente del Gobierno uruguayo.