Amazon podría anunciar esta semana un lector electrónico para periódicos

  • San Francisco, 4 may (EFE).- El minorista en Internet Amazon podría anunciar esta misma semana el lanzamiento de un nuevo lector electrónico similar a Kindle, fabricado por esta firma, pero de mayor tamaño y orientado a lectura de periódicos.

Amazon podría anunciar esta semana un lector electrónico para periódicos

Amazon podría anunciar esta semana un lector electrónico para periódicos

San Francisco, 4 may (EFE).- El minorista en Internet Amazon podría anunciar esta misma semana el lanzamiento de un nuevo lector electrónico similar a Kindle, fabricado por esta firma, pero de mayor tamaño y orientado a lectura de periódicos.

La compañía ha convocado a los medios a una rueda de prensa este miércoles en Nueva York, ciudad donde también anunció hace unos meses el lanzamiento de la última generación del Kindle.

Según el diario estadounidense The New York Times, el nuevo aparato tendría una pantalla más grande, prácticamente del tamaño de un tabloide, y permitiría mostrar artículos y publicidad con prácticamente el mismo formato que en las ediciones en papel.

The New York Times cita a fuentes cercanas al proyecto y añade que varios periódicos, incluido él mismo, podrían participar en la introducción de este nuevo lector electrónico.

Se calcula que Amazon ha vendido ya más de medio millón de unidades del Kindle a pesar de su elevado precio (359 dólares en EE.UU.). El aparato ha conseguido una gran aceptación gracias a la tecnología E Ink, que convierte a su pantalla en lo más parecido a la página de un libro.

La segunda versión del Kindle tiene el tamaño de un libro de tapas duras, pesa 300 gramos e incluye conexión inalámbrica a Internet para descargar volúmenes de la tienda en línea de Amazon.

Actualmente, el minorista ofrece ya a los usuarios del Kindle suscripciones a una docena de periódicos, principalmente estadounidenses.

Para la prensa escrita, la popularización de los lectores electrónicos podrían ser la solución a la crisis del sector, pues permitiría ahorrar millones en costes de impresión y convencer a los lectores de que se abonen a contenidos que en muchos casos consiguen ahora gratis en Internet.

En los últimos meses, las dificultades de los diarios estadounidenses se han acentuado debido a la recesión y la caída del gasto en publicidad. Varias cabeceras se han visto obligadas, incluso, a suprimir sus ediciones en papel y empezar a publicarse sólo en línea.

Hoy mismo, el legendario The Boston Globe, propiedad de The New York Times, anunció que cerrará en 60 días si no se logra un acuerdo con los trabajadores para reducir los gastos en 20 millones de dólares.