Brown defiende a la ministra cuyo marido pagó porno con dietas

LONDRES, 30 (EUROPA PRESS-Eva Martínez Millán) El primer ministro británico, Gordon Brown, salio a la palestra para defender a la titular de Interior, Jacqui Smith, la ministra cuyo esposo compró de dos películas pornográficas que pagó con las dietas ella que recibe como diputada. Brown quiso quietarle importancia al asunto y recordó que el caso es un "asunto personal". En una rueda de prensa en su residencia oficial de Downing Street al inicio de la considerada como una de las semanas más importantes de su carrera política, a punto de presidir la cumbre del G-20 que el próximo jueves se celebra en Londres, Brown se vio obligado a mediar en el escándalo con un mensaje de apoyo a Smith, quien ya se ha comprometido a reabonar el dinero, que según ella fue solicitado por "error". El mandatario de Reino Unido subrayó que la ministra está realizando "un gran trabajo" y consideró que ya había "hecho lo correcto" al garantizar que devolvería el coste de las películas adquiridas por su esposo cuando ella se encontraba ausente de la residencia familiar en el condado de Worcester. El caso fue desvelado ayer por el 'Sunday Express' y, según el entorno próximo al matrimonio, había dejado a la titular de Interior "lívida y en 'shock'" y a su marido, con una "fuerte reprimenda". Con todo, no se trata de la primera polémica relacionada con las dietas como parlamentaria, ya que Smith se encuentra bajo una investigación por las partidas solicitadas en concepto de segunda vivienda, cuando en Londres reside en casa de su hermana. DEFENSA DE UN "GRAN TRABAJO" Sin embargo, en su intervención , Brown se centró en el "gran trabajo" que su ministra realiza al frente de Interior y consideró que "no debería permitirse que esta cuestión despiste de todo lo que está haciendo para proteger a los ciudadanos y mantener nuestros vecindarios a salvo". Además, aprovechó para recordar que "ha hecho lo correcto al tomar los pasos para rectificar el fallo cometido tan pronto como fue consciente de él". "Esto es mucho más una cuestión personal para Jacqui", aseveró el primer ministro, quien insistió en que "ya se ha disculpado y su marido ha dejado claro que lo siente". Así, consideró que "lo mejor es que --Smith-- siga haciendo su trabajo, que es lo que quiere hacer", dejando claro que no está prevista la dimisión de la titular de Interior o un cese, especialmente después de que ésta acudiera esta misma mañana al número 10 de Downing Street para explicar su versión de lo acontecido. REACCIONES No obstante, previamente Smith había rechazado responder a los numerosos medios de comunicación concentrados en el exterior de su residencia para esperar un pronunciamiento en torno a las películas visionadas por su marido, Richard Timmey, quien además trabaja para ella como asesor parlamentario por un sueldo de 40.000 libras anuales (unos 44.000 euros). El líder de la oposición, el conservador David Cameron, consideró que el caso es "profundamente embarazoso" para la ministra y, si bien consideró necesario garantizar la "completa transparencia" en la gestión de los gastos de los parlamentarios, descartó solicitar la dimisión.