Claro Panamá, empresa de telefonía móvil de Carlos Slim, inicia operaciones

  • Panamá, 17 abr (EFE).- La empresa de capital mexicano Claro Panamá, del magnate Carlos Slim, entró hoy oficialmente como el cuarto operador de telefonía móvil en Panamá, anunciaron representantes de la compañía.

Claro Panamá, empresa de telefonía móvil de Carlos Slim, inicia operaciones

Claro Panamá, empresa de telefonía móvil de Carlos Slim, inicia operaciones

Panamá, 17 abr (EFE).- La empresa de capital mexicano Claro Panamá, del magnate Carlos Slim, entró hoy oficialmente como el cuarto operador de telefonía móvil en Panamá, anunciaron representantes de la compañía.

La firma había postergado el lanzamiento formal de su entrada al mercado local porque enfrentaba problemas para instalar las antenas para prestar el servicio.

El presidente de Claro para Colombia y Panamá, Adrián Hernández, dijo que era importante verificar que la cobertura funcionará "sin ningún problema" antes de lanzar el servicio.

Según el director de Claro Panamá, Óscar Borda, la telefónica de Slim, con 350 estaciones base a nivel nacional, comunica al 90 por ciento de la población de las principales ciudades del país, cobertura que ampliará al 100 por ciento a finales de 2009.

Para esto, tiene diseñado un "agresivo" plan de expansión y una "jugosa" inversión en infraestructura, servicios y equipos, agregó.

La empresa, perteneciente al grupo América Móvil, que tiene representación en 18 países de América, ha realizado en Panamá una inversión de 150 millones de dólares y ha generado más de 110 nuevos empleos directos.

América Móvil terminó 2008 con 182,7 millones de usuarios en la región, y sólo en ese año activó 29,3 millones de líneas nuevas.

Claro y Digicel Panamá se unieron en mayo de 2008 a las empresas Cable and Wireless Panamá y la española Movistar como concesionarias del servicio de telefonía móvil, tras pagar 86 millones de dólares al Estado panameño por explotar dos nuevas bandas.

Sin embargo, sólo Digicel pudo cumplir con las fases previstas en el contrato y ofrecer una señal a nivel nacional, porque Claro, que debía haber entrado al mercado el 27 de diciembre pasado, como estaba establecido, tuvo problemas para colocar sus antenas, después de instalar cuatro estaciones de radio base y su central telefónica.

Algunas comunidades en las que estaba previsto instalar las antenas de repetición de telefonía móvil protestaron hasta impedir su construcción con argumentos que van desde que afean el entorno hasta que perjudican la salud.

Panamá tiene alrededor de 3,2 millones de clientes en telefonía celular, más del 90 por ciento de los cuales usa la modalidad de pre-pago, mientras que el resto es de contrato, según datos de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP).