Economía/Telecos.- El Gobierno se queja en la UE por la "falta de objetividad" del informe sobre los precios de móvil

BRUSELAS, 31 (EUROPA PRESS) El secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros, se quejó hoy de la "falta de objetividad" del informe difundido la semana pasada por la Comisión Europea que alertaba de los altos precios del móvil y de la banda ancha en España y dijo que estudios como éste sólo conducen al "descrédito de los que los elaboran y los publicitan", es decir, del Ejecutivo comunitario y de la comisaria de Sociedad de la Información, Viviane Reding. El informe en cuestión señalaba que España es el país de la UE donde el uso medio mensual del móvil sale más caro (35,89 euros frente a 19,49 de media comunitaria). Además, alertaba de que la penetración de la banda ancha avanza a un ritmo inferior a la media de la UE y que los precios son también más altos (45,83 euros frente a 36,89). La comisaria Reding atribuyó estos datos a la falta de competencia en el sector en España. Ros se quejó sobre este informe durante la reunión de ministros responsables de Telecomunicaciones de la UE y en presencia de la propia Reding. Expresó su "preocupación" por la "inconsistencia de los datos" recogidos en el estudio ya que, según se miren unas tablas u otras, un país puede aparecer como liderando un subsector o estando a la cola del mismo. Ello permite una "gran arbitrariedad" en la preselección y presentación pública de estos datos, explicó el secretario de Estado. "Hemos manifestado nuestra queja por la falta de objetividad en la presentación y la preselección que se ha hecho de las tablas en lo que afecta a España. También se ha comentado que la utilización de la información y de los datos de esa manera lo que conduce es a un descrédito de los que elaboran los informes y de los que los publicitan", resaltó Ros en rueda de prensa al término de la reunión. La comisaria Reding respondió a esta queja argumentado que ella "no tiene la culpa de que haya algunos datos que ponen mal a España" y citó en concreto el precio de la telefonía móvil y la penetración de la banda ancha, según explicó el secretario de Estado. "Me he visto forzado a volver a intervenir para decir que no eran correctos esos datos que estaba presentado", indicó Ros. En este sentido, resaltó que el propio informe de la Comisión recoge una tabla de precios medios por minuto de la telefonía móvil donde España no aparece como el Estado miembro más caro, sino que está "ligeramente por encima de la media" pero por detrás de otros países como Reino Unido, Dinamarca o Países Bajos. Y dijo que la cesta de servicios en la que se basa el cálculo del precio medio mensual es "muy diferente" al patrón de uso en España. El secretario de Estado subrayó además que la reacción general en España ante el informe de Bruselas por parte de operadores, patronal de las tecnologías de información e incluso de usuarios ha sido de "rechazo" por considerar que sus datos no se ajustan a la realidad. Reding "insiste en que esos son los datos, pero la realidad es tozuda y lo que indica es que los datos son otros. La razón última que pueda tener para seguir insistiendo en esos datos la desconocemos", dijo Ros.