El aire acondicionado del futuro


La presentación del nuevo aparato de aire acondicionado estuvo acompañada por unos espectaculares cócteles

La presentación del nuevo aparato de aire acondicionado estuvo acompañada por unos espectaculares cócteles

GINEBRA (Suiza)– La mayoría de nosotros ni pensamos en el aire acondicionado. Sabemos que gastan una enorme cantidad de electricidad, provocan pérdida de tensión, y a veces apagones, y contribuyen al calentamiento global. Sin embargo, en los calurosos meses del verano y ante la amenaza de un golpe de calor, ¿a quién le importa?

Por eso no deja de sorprender la alegría en la Misión de Estados Unidos ante Naciones Unidas durante la inauguración oficial del MagLev, un nuevo sistema de aire acondicionado de 225 toneladas. Los equipos tradicionales de aire funcionan mediante la compresión de gas que posteriormente se expande, lo que genera el efecto frío.

El MagLev (que recibe su nombre de levitación magnética), fabricado por Multistack , una empresa Wisconsin, sustituye los cojinetes por una campo magnético. El eje de transmisión queda suspendido en el aire por imanes mientras gira a unas 40.000 revoluciones por minuto. Esto elimina completamente el roce y el desgaste tradicionales.

Los compresores tradicionales no sólo consumen mucha energía, sino que también generan calor y, con el tiempo, provocan el desgaste de los cojinetes que sostienen el eje de transmisión rotante. Al final de su vida útil, un compresor a menudo ha perdido la mitad de su eficiencia y consume dos veces más energía para lograr el mismo resultado.

Más vida útil

El nuevo aparato usa un 30 por ciento menos de electricidad, genera mucho menos calor y funciona con máxima eficiencia durante toda su vida útil. Para celebrar su inauguración, los camareros circulaban con bloques de hielo seco que generaban una espesa bruma y repartían unos estridentes cócteles de color verde con el nombre de Chiller (enfriador). Los invitados eran un grupo de periodistas y fanáticos de la ingeniería civil.

El nuevo equipo de aire acondicionado es parte de una ambiciosa estrategia para convertir las embajadas americanas de todo el mundo en ejemplos de conciencia ambiental. La de Ginebra lleva la delantera desde que en 2003 realizó las primeras obras importantes en la fachada de concreto del edificio. En lugar de añadir aún más cemento, la cubrieron con una elegante pared de placas solares de color azul.

Los paneles generan electricidad suficiente como para abastecer a toda una manzana de viviendas. La energía se envía a la red eléctrica de Ginebra y la Misión recibe dinero a cambio. El sistema comenzó a operar en el 2005 y genera unos 270 kw/hora diariamente, lo que permite ahorrar unos 60.000 euros. También reduce las emisiones de carbono del edificio en unas 75 toneladas anuales.

Además el MagLev utiliza la electricidad que generan las placas solares lo que hace que el aire acondicionado salga prácticamente gratis. Los ingenieros calculan que los 2,3 millones de dólares (cerca de 1,8 millones de euros) de su implantación se amortizarán en unos siete años, y es posible que tenga una vida útil mucho más larga que los sistemas convencionales.

El reciclaje es una pasión obsesiva en Ginebra. Se ven más ejecutivos en bicicletas eléctricas que en cualquier ciudad del mundo. Con este panorama, el aire acondicionado MagLev se ajusta perfectamente a la situación.

William Christensen, ingeniero mecánico de la Oficina de Inmuebles en el Extranjero, un organismo que depende del Departamento de Estado de EEUU, destaca que la patente de la levitación magnética se otorgó en 1942, pero que en ese entonces la tecnología no estaba en condiciones de tener un uso práctico.

"El campo magnético sólo podía cambiar 60 veces por minuto. Hoy, se puede ajustar a 60 veces por segundo", explica. Christensen añade que el eje de transmisión gira a 40.000 revoluciones por minuto en un espacio de maniobra de sólo 70 micras.*William Dowell es el responsable de Europa para GlobalPost. Ha sido corresponsal de la revista Time y de NBC, además de productor de ABC News y National Public Radio