Expertos prevén que en 2015 el libro electrónico acapare la mitad del negocio

  • Madrid, 7 may (EFE).- Editores, libreros y profesionales relacionados con la industria del libro y las nuevas tecnologías prevén que el libro electrónico represente el 50 por ciento del negocio de los editores, pese a que actualmente el volumen de los e-book ni siquiera llega al uno del por ciento.

Expertos prevén que en 2015 el libro electrónico acapare la mitad del negocio

Expertos prevén que en 2015 el libro electrónico acapare la mitad del negocio

Madrid, 7 may (EFE).- Editores, libreros y profesionales relacionados con la industria del libro y las nuevas tecnologías prevén que el libro electrónico represente el 50 por ciento del negocio de los editores, pese a que actualmente el volumen de los e-book ni siquiera llega al uno del por ciento.

No obstante, los expertos reunidos hoy en Madrid en el foro "e-book y edición digital: hacia una nueva cadena de valor del contenido" apuestan por que el despegue del libro electrónico sea rápido, ya que en estos momentos se dan todos los ingredientes, entre ellos, los dispositivos portátiles que permiten almacenar y leer libros y que ya están en el mercado con miles de versiones.

"El año que viene veremos en los periódicos cupones para adquirir uno de estos dispositivos", advierten varios de los profesionales que están convencidos de que la popularización de los lectores electrónicos,-todavía con un precio cercano a los 300 euros-, y del libro-e podrían ser la solución a la crisis del sector, pues permitiría ahorrar millones en costes de impresión e intermediarios.

En este sentido, Javier López, editor de la Feria del Libro de Sevilla, destaca que el libro-e es "una grandísima oportunidad y tal vez la tabla de salvación del sector" y sobre todo de los editores, que "se van a quedar en el camino si no espabilan", añade otro de los profesionales presentes en este foro.

Los autores, aseguran, serán los grandes beneficiados del negocio porque obtendrán mayores beneficios. Con el modelo tradicional el escritor recibe un 10 por ciento de los beneficios y el resto se reparte entre el editor, el distribuidor y el punto de venta, mientras que con las nuevas plataformas de edición recibe un 80 por ciento.

Los lectores también salen ganando. "Si un libro en papel de alrededor de 400 páginas supera los veinte euros, en formato electrónico no llegará a ocho euros", estima Jorge Ruiz, un pequeño editor de libros científicos que ya ofrece a sus clientes la posibilidad del formato electrónico y que propone que sea el peso del fichero el que determine el precio del e-book.

Para el editor digital Javier Celaya, los editores tampoco perderán pues "volverán como en el siglo XIX a asumir el control del negocio como está ocurriendo con la música".

Por eso, insiste en que cuanto más tarden los editores y libreros en incorporarse al negocio del libro electrónico más les costará desprenderse de la piratería y el intrusismo como ya ocurre con el portal de Internet Amazon, Appel o Telefónica.

Se calcula que Amazon ha vendido ya más de medio millón de unidades de su lector electrónico Kindle a pesar de su elevado precio (359 dólares en EE.UU.) y hace apenas tres días anunciaba que podría esta semana lanzar al mercado un nuevo dispositivo, de mayor tamaño y orientado a lectura de periódicos.

Manuel López de la Real Academia de la Historia, afirma que este portal de Internet "ha levantado la liebre" y ha conseguido que comience la carrera de leer novelas en una pantalla.

El cambio, dicen los expertos, no sólo afecta al soporte, sino también al propio paradigma en el modelo de negocio y, en palabras de la editora Arantxa Mellado "a la forma de leer y hasta de escribir".

"Van a cambiar los contenidos, la forma de presentarlos, porque de momento están pensados como en las ediciones de papel, en las que tienes que pasar de página", vaticina Mellado.

Coincide con ella el consultor de innovación y creatividad en el mundo editorial, José Luis Delgado, quien opina que la revolución se dará en la transmisión del conocimiento ya que el libro electrónico puede tener blog o enlaces. "Es un cambio radical en el marketing y comercio electrónico".