La noche en que ardió Menéame


Las colinas de Menéame aún siguen humeando. La batalla tuvo lugar el jueves por la noche, cuando decenas de usuarios descontentos tomaban la portada en protesta por la postura de los administradores. Cuatro días después, tras una tregua temporal y una rectificación, algunos ánimos siguen encendidos y el asunto aún es la comidilla de la red.

En el origen de esta “revuelta” está en la falta de cintura de algunos ‘admins’ y el inconformismo rayano en lo obsesivo de algunos usuarios. La batalla deja muchos aspavientos, descalificaciones y oscuras acusaciones, pero nada que afecte seriamente a la salud de Menéame. La historia se ha contado ya en muchos sitios pero se resume en dos acciones que se entrecruzan: la expulsión de uno de los usuarios más populares por vulnerar las normas del sistema y la autoexclusión en cadena de usuarios para protestar por esta situación y por el baneo de un ‘meneador’ que publicó una lista de votos negativos.

Los responsables del sitio restablecieron las cuentas de los baneados y reconocieron el error, pero el primer usuario “díscolo” sigue fuera del sistema y su post, bajo el título “Menéame no acepta críticas, seamos sinceros”, se ha convertido en la noticia más meneada de todos los tiempos.

Capítulo 1: “La rebelión que llevamos dentro”

El usuario que incendió Menéame es un hombre sin rostro. Ha colocado 561 noticias en la portada oculto bajo el aspecto de Pocoyó, pero ni su actitud combativa ni su nick (Me_meneo_pensando_en_ti) son un modelo de inocencia. Cuando consigo localizarle, a altas horas de la madrugada del viernes, aún está excitado por lo sucedido. Llegar hasta él ha sido como una historia de espías, así que enseguida me pongo un poco peliculero:

-¿Te sientes una especie de Espartaco de la red?

- No soy Espartaco - responde - Soy una persona normal.

Hablamos por Gtalk, le encuentro después de entrar en la fisgona Jonéame, un clon de Menéame que se ha convertido en un improvisado cuartel general de la resistencia. Por allí veo caras conocidas, antiguos usuarios de Menéame que un día decidieron pasar a una dimensión paralela. A pesar de que insiste en que no le afecta, Me_meneo_pensando_en_ti parece preocupado y nervioso. Asegura que no quiere la fama y sostiene que no hablará con nadie más, que ésta será su última entrevista. Le inquieta sobre todo la advertencia del administrador principal, Ricardo Galli, de que emprenderá acciones legales. Cree que es una reacción desmesurada y niega que haya habido motivos para expulsarle.

- Galli dice que no pudo dormir anoche, ¿y tú?

- Yo tampoco, pero porque estuve de fiesta. Pero no por celebrar nada, ¿eh?

- ¿Qué te ha parecido la nota de rectificación de Menéame?

- Ha sido muy inteligente. Es lo único que podían hacer.

- ¿Te has quedado con ganas de una disculpa hacia ti?

- Disculpas no…, pero sí que reconozca que ha me ha calumniado, difamado… No es verdad que haya publicado datos privados, no puse ningún correo electrónico y eso de que iniciaba flames en Jonéame es mentira.

Me_meneo_pensando en_ti asegura que no ha hecho el “troll” y que sus críticas han sido un juego malinterpretado. Hacía esto por diversión y lo último que quiere es un lío. Aún así no puede evitar sentir cierto orgullo por el apoyo recibido. La historia, nos señala, aparece ya en la entrada de Wikipedia sobre Menéame, con apartado propio. “Pero si no hubiese sido yo”, matiza, “habría sido otro usuario”.

- Supongo que soy la idea de rebelión que todos llevamos dentro - dice.

Su enfrentamiento con los administradores, como él mismo reconoce, viene de lejos. Considera que “han sido muy arrogantes” y que “no han sabido tratar bien a los usuarios”.

- Pero tus agarradas, ¿vinieron por los criterios de los negativos? ¿Por las duplicadas? ¿El microblogging?

- Mis agarradas vinieron porque no me parecía justo ver como trataban a otros usuarios que tenían menos peso que yo… Les inflaban a negativos, se reían de ellos.

- ¿En algún momento te has arrepentido de ser tan combativo?

- ¿Cuándo he sido combativo?

- Con las normas de Menéame.

- Pfff… No lo considero combativo.

- Si Galli te ofreciera rehabilitar tu cuenta, ¿volverías?

- Lo tendría que pensar. Pero antes de rehabilitarme tendría que decir públicamente que ha mentido con todo lo que ha dicho sobre mí.

- ¿Crees que esto cambiará Menéame?

- Sí, creo que sí que cambiará. Y espero que para bien.

Capítulo 2: Banear a un troll

Unas horas después contacto con Ricardo Galli. Esta crisis le ha dejado muy tocado, apenas ha dormido y ha tenido problemas físicos. Menéame le está dejando demasiadas cicatrices, lo último ha sido un ataque DDoS a la web a última hora de ayer domingo, aunque se superó sin problemas. Me confiesa que ha estado a punto de no hablar conmigo, sabe que he localizado a Me_meneo_pensando_en_ti y le parece que es poco ético ponerles en plano de igualdad, dado que se trata de un usuario anónimo y su credibilidad no puede estar al mismo nivel. Le explico que debemos hablar con todo el mundo.

- ¿El estado de ánimo?

- Raro, apesadumbrado en parte, un poco de rabia y tristeza, animado porque hemos sabido superar razonablemente bien algo tan grave como esto.

Galli acude a la entrevista cargado de datos. Está dolido con los medios porque han hecho parecer que la expulsión de Me_meneo_pensando_en_ti se debe a la discrepancia por las normas de publicación (el tema del microblogging). Por eso me ofrece enlaces y referencias para demostrar que este usuario llevaba mucho tiempo “haciendo el troll” y organizándose con otros usuarios para promocionar noticias y armar jaleo.

- Se juntaban en Jonéame, coordinaban envíos y votos de los blogs amigos - asegura. Nos insultaban con cosas como “que se vuelva a su país ese sudaca”. Hace unos meses organizaron un spam organizado y montaron un follón porque la noticia fue de-publicada por votos después de salir a portada.

- ¿Por qué no le baneásteis antes? ¿Por su popularidad?

- Porque estaba siempre en el límite de las reglas, a ver hasta dónde llegaba. Ante la duda preferíamos no hacer nada, de hecho casi todos decían que había que banearlo y yo que no porque luego no sabríamos muy bien cómo explicar.

- ¿Sigues convencido de que es un acierto banearle? ¿No le ha dado más fuerza y excusas a los conspiranoicos contra Menéame?

- El baneo de él está plenamente justificado, tendríamos que haberlo hecho antes, allí estuvo el principal error, también culpa mía. Dejamos que se pasase de las normas a diferencia de otros usuarios al mismo tiempo que se hacía pasar por la “víctima del sistema” (cuando era el privilegiado).

Ricardo Galli no cree que los admins hayan actuado con prepotencia en ningún momento. Asume el error de haber baneado a los usuarios que publicaban la famosa lista del Ban-Day, pero dice que sus chicos actuaron de forma “impecable”. De hecho, explica, diez días antes habían decidido suavizar el tono:

- Decidimos que debíamos cambiar el modo de decir las cosas, que siempre sonaba como amenaza o muy borde (eso es por lo repetitivo del tema, no porque la intención sea ser borde). Por eso no encontrarás ni una salida de tono estos días.

Galli me explica que los admins están dolidos e indignados. Llevan años tratando de ayudar a mejorar la web y ahora se ven sometidos a decenas de acusaciones falsas, por lo que les resulta difícil mantener la tranquilidad. En algún momento, los admins parecían la caballería rodeada por los indios.

Tras lo sucedido en los últimos días se aprecia una voluntad de mejorar. La nota de disculpas del pasado viernes es un ejemplo, y Galli asegura que cambiarán los protocolos de trato y habrá una categoría de voto negativo sobre el tan traído “microblogging”.

- ¿Te duele que la noticia más votada sea una nota crítica contra Menéame?

- Qué va, para nada. Primero porque hay que ver el contexto, y que salió enlazada en cientos de sitios… y luego con el tiempo para que se vea el nivel de “censura” que tenemos en Menéame, está claro que no dejamos que salga nada que sea crítico…

- ¿Rehabilitaríais a Me_meneo si pide disculpas?

- Ni se nos pasó por la cabeza quitar el ban a esa cuenta, puede abrirse otra si le interesa “compartir noticias” como decía.

Capítulo 3: El oráculo

Son las 4.00 de la madrugada. Galli y yo hemos estado hablando casi tres horas y tengo la cabeza llena de baneos, flames y usuarios cabreados. Para despejarme, acudo a la sabiduría del hombre más respetado en Menéame, el viejo Mezvan, al que todos acudimos cuando hay problemas, nuestro Yoda particular.

- ¿Y a ti que te parece todo esto, Mez?

- Creo que el usuario se lo tomó demasiado en serio, no admitía que votaran negativo una noticia. Cuando me preguntaron si Menéame no iba a ser lo mismo les dije: los usuarios pasan, los sitios, que son lo que realmente importan, siempre estarán…

La clave, quizá, la dio el propio Mezvan en una nota publicada en las primeras horas de la pelea: “Yo todavía no entiendo como se complican tanto… pero si esto es un juego donde la gente comparte información… ¿en qué momento se complicó?”

Y así es Menéame, un juego en el que el peor pecado es tomarse las cosas demasiado en serio.

* Antonio Martínez Ron es un usuario activo de Menéame, donde envía noticias con el nick de aberron.