Los diputados adoptan la controvertida ley contra el pirateo en internet

  • París, 12 may (EFE).- Los diputados franceses adoptaron hoy la controvertida ley contra el pirateo en internet que prevé cortar el acceso a la red a los internautas reincidentes que se descarguen de forma de forma ilegal archivos sometidos a derechos de autor.

París, 12 may (EFE).- Los diputados franceses adoptaron hoy la controvertida ley contra el pirateo en internet que prevé cortar el acceso a la red a los internautas reincidentes que se descarguen de forma de forma ilegal archivos sometidos a derechos de autor.

La ley, que cuenta con el rechazo de la oposición de izquierdas y de parte de los diputados de la mayoría conservadora, salió adelante con 296 votos a favor y 233 en contra.

El Partido Socialista anunció que recurrirá el texto ante el Consejo Constitucional.

El punto más polémico de la ley es el relativo a la sanciones previstas contra los internautas que se descarguen archivos de forma ilegal.

Para ellos, la ley establece un dispositivo progresivo de sanciones que lleva hasta la suspensión del acceso a internet durante dos años, sin que por ello el afectado deba dejar de pagar ese servicio.

Esa "doble pena" ha causado un gran revuelo entre los internautas franceses, temerosos de verse sancionados y de ser privados de acceso a internet con la obligación del pago de las cuotas.

También ha sido ese el principal caballo de batalla de la oposición de izquierdas, pese a que con ello se ha ganado las críticas de artistas e intelectuales progresistas.

La ley, que mañana debe ser adoptada por los senadores, que ya le dieron su visto bueno en primera lectura en el estado actual, establece la creación de una Alta Autoridad para la Difusión de Obras y la Protección de Derechos sobre Internet (HADOPI).

Este organismo, formado por nueve miembros elegidos por el Ejecutivo para un mandato de seis años, será el encargado de dictar las sanciones contra los piratas de internet.

En un primer momento, enviarán una primera advertencia por internet, a la que seguirá, en caso de que se mantenga el pirateo, una segunda por carta certificada.

A la tercera caerá la sanción, que puede ir desde los seis meses a los dos años de suspensión del acceso a internet.

Este punto choca con una enmienda aprobada por el Parlamento Europeo el pasado día 6, que establece que el corte del acceso a la red sólo puede dictarse después de que exista una decisión judicial.

Sin embargo, la nueva ley cuenta con el apoyo mayoritario de los artistas franceses, que la consideran un buen instrumento para proteger los derechos de autor.

Pero la comunidad de internautas la considera arcaica y ha comenzado ya a utilizar ingenios informáticos para esquivarla.

Los sitios de acceso en línea a música y películas, que no implican la descarga de archivos, han visto crecer sus visitas en los últimos meses.

Además, se han creado páginas de internet para ocultar la identidad informática de los accesos y despistar así a los "gendarmes" de la red.

Otra de las ideas que está teniendo éxito es la que consiste en acceder a internet a través de la red sin cables (wifi) de un vecino, para lo que se han creado programas que ayudan a desbloquear las contraseñas.

La polémica ley se adoptó al término de un maratón parlamentario que comenzó el pasado 11 de marzo cuando el proyecto fue presentado en Consejo de Ministros.

El pasado 9 de abril, la oposición socialista logró rechazar el texto en una primera lectura al movilizar a sus diputados en un momento en el que buena parte de los de derechas estaban ausentes.

Los socialistas tampoco salieron indemnes de la batalla, puesto que algunos significados diputados, como el ex ministro de Cultura, Jack Lang, y la mayoría de los senadores votaron a favor de la ley en contra de la consigna del partido.