Reino Unido realizará una nueva subasta de espectro a finales de 2017


LONDRES|

O2 (Telefónica) y Three podrán adquirir todo el espectro que deseen, mientras que BT/EE y Vodafone tendrán limitaciones

Reino Unido convocará a finales de año una nueva subasta de espectro en el país para repartir entre los operadores 190 MHz en dos bandas de frecuencias con el objetivo de que las compañías puedan cumplir con la creciente demanda de banda ancha móvil que existe actualmente e iniciar el camino hacia el lanzamiento del 5G.

La propuesta presentada este martes por el regulador de telecomunicaciones británico Ofcom, que eleva en casi un tercio las ondas de radio disponibles para dispositivos, incluye además nuevas medidas para salvaguardar la competencia en el sector.

"Las personas y los negocios necesitan cada vez más una banda ancha móvil de alta velocidad fiable para apoyar a dispositivos como smartphones y tablets. Ofcom esta ayudando a cubrir esta demanda liberando espectro extra, que permitirá a los operadores incrementar la capacidad de sus redes", afirma el regulador.

En concreto, Ofcom subastará 40 MHz de espectro en la banda de los 2,3GHz, que ya utilizan dispositivos móviles de fabricantes como Apple y Samsung. Además, destaca que estas ondas podrán utilizarse inmediatamente tras ser liberadas para dar capacidad extra, lo que implica descargas y navegación por Internet más rápidas para los usuarios móviles.

Asimismo, se subastarán 150 MHz en la banda de 3,4GHz, que no es compatible con la mayoría de los dispositivos actuales, pero que se espera sea utilizada en un futuro por smartphones y tablets. De hecho, el regulador incide en que esta banda ha sido identificada como "clave" para el despliegue del 5G en Europa.

El director del grupo de espectro de Ofcom, Philip Marnick, ha remarcado que el espectro es "un recurso vital que alimenta la economía de Reino Unido". "Hemos diseñado esta subasta para garantizar que las personas y las empresas siguen beneficiándose de una fuerte competencia en servicios móviles", ha agregado.

MEDIDAS PARA PROTEGER LA COMPETENCIA.

Por otro lado, Ofcom remarca que la normativa de la subasta está diseñada para reflejar la reciente evolución del mercado y salvaguardar la competencia en los próximos años, por lo que ha decidido imponer dos restricciones diferentes a las operadoras que participen en ella.

De esta manera, limitará la cantidad de espectro que los operadores pueden adquirir en la banda de los 2,3 GHz, así como la cantidad que cada compañía puede comprar sumando todas las frecuencias que se subastan.

En primer lugar, explica que se limitará a 255 MHz el espectro que puede tener un operador para "uso inmediato" tras la subastas. Esto implica que BT/EE no puede participar en la de 2,3GHz, al contar actualmente con esta cantidad, mientras que sí concurrirán Vodafone, que tiene 176 MHz; Three, que cuenta con 90 MHz (y 40 MHz adicionales que no están en uso), y la filial de Telefónica O2, que tiene 86 MHz.

En segundo lugar, Ofcom ha decidido imponer un límite de 340 MHz para el espectro total que puede tener un operadora una vez que concluya la subasta, una porcentaje que representa un 37% del todo el espectro en uso en 2020, que incluye tanto lo subastado este año como lo que obtenda en la banda de los 700 MHz cuando se celebre la subasta correspondiente.

En consecuencia, este límite reducirá el porcentaje de espectro en manos de BT/EE, que solo puede adquirir un máximo de 85 MHz en la subasta de la banda de 3,4 GHz. Por su parte, Vodafone puede comprar un máximo de 160 MHz en las dos subastas, mientras que el resto de operadores no tendrán ninguna restricción.

Por otro lado, Ofcom reitera que está estudiando incluir nuevas obligaciones en futuras licencias de espectro para garantizar que siga mejorando la cobertura rural, así como que liberará espectro en la banda de los 700MHz para 2020, usado actualmente por las cadenas de televisión y micrófonos inalámbricos.