Telefónica y Vodafone compartirán infraestructuras

Telefónica y Vodafone compartirán infraestructuras

Telefónica y Vodafone compartirán infraestructuras

MADRID/LONDRES (Reuters) - Telefónica y Vodafone anunciaron el lunes un acuerdo para compartir infraestructuras de telefonía móvil en Europa para reducir costes en un momento de recesión económica en prácticamente toda Europa.

En una nota conjunta, Telefónica y Vodafone dijeron que el acuerdo les supondría "ahorros de cientos de millones de euros en los próximos 10 años".

Ambas compañías pactaron compartir infraestructuras en España, Alemania, Irlanda y Reino Unido, al tiempo que mantienen negociaciones en la República Checa.

Telefónica cuenta con unos 64 millones de clientes celulares en estos cinco mercados, mientras que Vodafone tiene unos 77 millones de abonados en estos países.

En una conferencia telefónica, los directivos de Vodafone Europe y de O2, la filial europea de Telefónica, dijeron que no veían problemas de competencia por este acuerdo.

"Son acuerdos de alcance nacional y no esperamos que surjan relevantes con las autoridades de competencia", dijo Michel Combe, el consejero delegado de Vodafone Europe.

Las dos compañías dijeron que seguirán compitiendo en productos y servicios, aunque señalaron que también exploraban oportunidades para cooperar en otras áreas vinculadas como la provisión de servicios de transmisión.

A principios de marzo, el diario británico The Guardian adelantó que Vodafone y O2, la filial de Telefónica en Gran Bretaña, negociaban un pacto para integrar sus redes en aquel país. Posteriormente, diarios españoles afirmaron que el acuerdo se extendería a otros países en Europa para hacer frente a la crisis económica y la consiguiente caída de la demanda, por medio de una fuerte reducción de costes.

En España, el mercado de las telecomunicaciones seguía deteriorándose en enero. Según datos publicados la semana pasada por la CMT, las líneas de telefonía fijas bajaron más que en meses previos, mientras que el crecimiento de la banda ancha se desaceleraba y Telefónica registraba su peor comportamiento en portabilidad de telefonía móvil frente al nuevo competidor de bajo coste Yoigo y a los operadores móviles virtuales (sin red propia).

En la bolsa de Madrid, el acuerdo no tuvo una reacción significativa. A media mañana, las acciones de Telefónica subían un 1,22 por ciento a 14,98 euros mientras que el Ibex-35 ganaba un 1,56 por ciento.

Matthew Key, el responsable de O2, dijo que los beneficios que genere este acuerdo empezarán a notarse sobre todo después de 2009