ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

30 el día 9 si no aceptan las nuevas viviendas

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) dejará de pagar los alquileres a los realojados que cedieron sus pisos para la construcción del by-pass sur de la M-30 si el próximo 9 de junio no firman las escrituras.

Así lo confirmó hoy a Europa Press la directora general de Administración de la EMVS, Isabel Pinilla, que señaló que la última mensualidad que pagarán será la del mes de junio porque si no firman las escrituras entenderán que los contratos firmados en 2005 con los vecinos han sido incumplidos por éstos.

Todo después de que una quincena de antiguos residentes del número 115 de la avenida Ciudad de Barcelona, en el distrito de Retiro, desalojados por las obras de la M-30, se hayan negado a firmar hasta el momento los contratos de compra-venta de los pisos que les ofrece la EMVS al considerar que las viviendas sufren graves deficiencias y "no están para entrar a vivir".

Pinilla negó que la situación sea esa, incluso matizó que ya hay 19 familias disfrutando de sus nuevas viviendas. "Personalmente las he visto, he estado allí y están perfectas. Otra cosa es que descubran desperfectos cuando entran a vivir pero la EMVS se compromete a repararlos", aseguró tras afirmar que está constituida incluso la comunidad de propietarios.

Por otro lado, la quincena de vecinos descontentos dicen que con la urbanización de la zona a medio hacer hay servicios esenciales que no pueden prestarse, como la telefonía fija, esencial para los usuarios de la teleasistencia. Este extremo fue negado por Isabel Pinilla, que dice que la conexión está hecha y que sólo hay que darse de alta en las compañías telefónicas.

La directora general de Administración aseguró que la del día 9 será la última oportunidad que dará la EMVS a la quincena de vecinos descontentos ya que han sido convocados para la firma de las escrituras "hasta en tres ocasiones". "Si no vienen entenderemos que no quieren cumplir con lo pactado, que será un incumplimiento por su parte", añadió tras afirmar que entonces no habrá motivo alguno para que las arcas municipales sigan costeando esos alquileres.

Por otro lado, Pinilla apuntó sobre el importe de los pisos que se les ofrece con el precio del módulo de la vivienda protegida de 2005 cuando se trata de viviendas de renta libre, lo mismo que sucede con las plazas de garaje que ofertan, opcionales y que no existían en la promoción original.