La exmujer de Correa reconoce que firmó documentación por "confianza" a su expareja


MADRID|

Destaca que Guillermo Ortega la contrató como asesora, a pesar de no saber nada sobre ayuntamientos

Carmen Rodríguez Quijano, exmujer del presunto 'cabecilla' de la trama Gürtel, Francisco Correa, ha destacado este martes ante el tribunal que ella administró alguna de las empresas vinculadas con la red porque se lo pidió su exmarido y que firmó documentación sin saber de qué se trataba por "confianza" a él.

La que fuese esposa de Correa, que ha asegurado que no alcanza a entender "muchas partes" reflejadas en el escrito de acusación de la Fiscalía, ha reiterado en varios momentos de la declaración que ella pertenecía a algunas empresas vinculadas con la trama porque se lo pidió su exmarido. Ha indicado que está divorciada "formalmente" desde hace un año, aunque "informalmente" desde el año "2002 o 2003".

El escrito de acusación del Ministerio Público afirma que Special Events y TCM --empresas del entramado societario de Correa-- se utilizaron para encubrir gastos personales de la pareja y, junto a Pasadena, para esconder obsequios a cargos públicos y autoridades. Con respecto a la agencia de viajes, Rodríguez Quijano ha afirmado que fue administradora de la misma por "confianza" a Correa.

"No he sido trabajadora nunca de Pasadena", ha subrayado la acusada, a pesar de que la fiscal Concepción Sabadell le haya recordado que aparece dada de alta en esta sociedad desde el 17 de abril de 1996.

La exmujer de Correa ha explicado que ella sólo bajaba a la sede de la empresa para firmar el libro de actas que le entregaba el presunto contable de la trama, José Luis Izquierdo, y después se marchaba porque en ese momento estaba trabajando en otra empresa. "No sé quiénes trabajaban allí", ha añadido.

ASEGURA QUE NO PAGÓ NINGÚN VIAJE

Aún así, ha reconocido haber realizado viajes pero ha insistido en que todos fueron organizados por Correa y que no sabe cómo se pagaban, ya que ella no ha abonado ninguna cantidad al respecto. "Normalmente no era yo quien los pedía, era mi exmarido el que decía vamos a tal o cual sitio", ha indicado.

Rodríguez Quijano ha reconocido también, a preguntas de la fiscal Concepción Sabadell, que firmó documentos de Special Events sin saber que suscribía por "confianza" y que no conocía ni tenía trato con los también acusados Isabel Jordán (administradora de esta empresa) y Álvaro Pérez 'El Bigotes' (presunto 'cabecilla' de la red en Valencia).

Sobre TCM, Rodríguez Quijano no ha sabido concretar si era una empresa relacionada con el entramado societario de su emxarido: "No sabía qué era y qué no era; era un poco lío para mí. No recuerdo", ha dicho. Al mismo tiempo, sí que ha reconocido que estas tres sociedades han trabajado con el ayuntamiento de Majadahonda antes de su incorporación en el consistorio en 2001.

SU ETAPA COMO ASESORA EN EL AYUNTAMIENTO DE MAJADAHONDA

Por otra parte, ha relatado que comenzó a trabajar como asesora de comunicación de Ortega ya que el exalcalde le comunicó, antes de ocupar este cargo de responsabilidad, que necesitaría una persona con su experiencia. "Si el día de mañana me hacen alcalde voy a necesitar a alguien de comunicación con tu preparación", ha recordado Rodríguez que le dijo el exprimer edil de Majadahonda.

No obstante, la expareja del que encabezó la trama Gürtel le avisó de que "no sabía nada" de temas relacionados con ayuntamientos pero que si no "era un requisito saber" estaba interesada en el puesto, ha sostenido.

Con respecto a su etapa en Majadahonda y su relación con Guillermo Ortega ha dicho que no recuerda nada irregular. En este sentido, la fiscal le ha mostrado varios documentos relacionados con la construcción de 16 viviendas de lujo en la urbanización Monte del Pilar en Majadahonda, sobre las que ha recalcado no tener conocimiento.

También le ha enseñado documentos sobre el municipio que fueron encontrados en su vivienda en uno de los registros practicados, a lo que Rodríguez Quijano se ha excusado diciendo que tenía documentación de este tipo en su casa porque se los llevaban cuando se quedó embarazada en 2003.

Asimismo, no ha reconocido tener ninguna deuda con Ortega y ha constatado ante el tribunal que no ve ninguna irregularidad en la compra de una vivienda en Majadahonda, en la que supuestamente intervino el responsable del ayuntamiento madrileño.

La exmujer de Correa también ha sido preguntada por el Jaguar, valorado en más de 45.000 euros, que según la Fiscalía se adquirió a través de Sundry --sociedad de Guillermo Ortega--. Al respecto ha dicho que no sabe nada y ha aprovechado este momento de la declaración para bromear sobre el polémico coche de su exmarido de la marca Mini: "A ver si sacan de circulación ese Mini, solo me sigue dando quebraderos de cabeza", ha dicho entre risas.

LAS RELACIONES DE CORREA CON BÁRCENAS Y CRESPO

Por último, ha señalado que al extesorero del PP Luis Bárcenas no le considera un "amigo", ya que no ha tenido un trato cercano con él. Aún así, ha indicado que es cierto que alguna vez ha cenado con él y con su mujer Rosalía Iglesias junto a más personas.

"No eran personas de mi entorno, ni de mi trato. No me parecía raro ni no raro, no le daba importancia, la verdad", ha contestado Rodríguez Quijano sobre la relación de Bárcenas con su exmarido. Lo mismo ha manifestado sobre el considerado 'número dos' de la Gürtel, Pablo Crespo: "Creo que sí sabía que era un empleado en una de las oficinas", ha enfatizado.

CAMBIO EN EL ORDEN DE LAS DECLARACIONES

Al inicio de la sesión de este miércoles ha anunciado a las partes que, tras las incidencias que surgieron en la jornada anterior --en la que el letrado del exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega solicitó que su defendido compareciese el último de todos los acusados relacionados con el apartado del municipio madrileño--, ha decidido volver a modificar el orden de declaración para dar "coherencia a la dinámica" del juicio.

El presidente del tribunal, Ángel Hurtado, ha adelantado que en la siguiente sesión de la vista oral declarará Jacobo Ortega, hermano de Guillermo Ortega, seguido por el exdirector del Área de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Majadahonda Luis Valor San Román.

De este modo, los exconcejales del consistorio Juan José Moreno y José Luis Peñas --este último considerado como el denunciante de la trama-- declararán ante el tribunal a partir del próximo 12 de diciembre.

Ante esto, el abogado de Rodríguez Quijano, Carlos Pardo, ha manifestado su protesta ante estos cambios, ya que no comparte el criterio de la sala. Según expuso este martes Hurtado, la Ley de Enjuiciamiento Criminal recoge que el presidente de la misma puede alterar dicho orden.

Sin embargo, el letrado le ha corregido argumentando que la ley establece que se puede modificar la comparecencia de los testigos y no el de los acusados.