Unidos Podemos lleva al Pleno del Congreso su propuesta para frenar los alquileres abusivos


MADRID|
Unidos Podemos lleva al Pleno del Congreso su propuesta para frenar los alquileres abusivos

Unidos Podemos lleva al Pleno del Congreso su propuesta para frenar los alquileres abusivos MADRID | EUROPA PRESS

Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea llevará al Pleno del Congreso su propuesta para que los ayuntamientos puedan frenar los alquileres abusivos de pisos cuando acrediten incrementos de precios desmesurados.

Tras conseguir la aprobación de una proposición no de ley similar en la Comisión de Fomento del Congreso del pasado 28 de junio, el grupo confederal quiere que el Pleno inste al Gobierno a adoptar las medidas necesarias que permitan la adopción de medidas por parte de las corporaciones locales.

En junio, Unidos Podemos recabó el apoyo del PSOE, con el que pactó un texto conjunto que fue el que finalmente sometió a votación, así como de Esquerra Republicana, PNV, Compromís y Foro Asturias. PP y Ciudadanos votaron en contra de la iniciativa.

La proposición no de ley también reclama el impulso de un parque público de alquiler utilizando casas vacías de grandes tenedores que no estén cumpliendo su función social, mediante su cesión obligatoria a las administraciones públicas que así lo exijan.

Podemos cree que deben ser las administraciones autonómicas las que tengan la capacidad de generar y gestionar dicho parque y establecer, si así lo deciden, unos objetivos mínimos de porcentaje de vivienda pública de su parque total.

CONTROLAR LAS SOCIMIS

Asimismo, también instan a revisar la fiscalidad y las condiciones legales de las SOCIMIS con el objetivo de vincularlos a la promoción de vivienda de alquiler asequible, y así "garantizar el retorno social de este tipo de sociedades, preservando la función social de la vivienda y evitando la proliferación de las lógicas especulativas bajo las que fueron concebidas".

La iniciativa exige la modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos con el objeto de revertir la situación de vulnerabilidad a la que, denuncian, están expuestas los arrendatarios tras la reforma de la ley en 2013.

En este sentido, reclama mejorar las garantías jurídicas de las personas arrendatarias para que puedan presentar oposición al desahucio, la ampliación del límite legal para prorrogar tácitamente los contratos de tres a cinco años "como mínimo" y la vuelta al IPC como referencia para la variación anual del precio del alquiler.

Por último, llaman a incluir en el próximo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 ayudas al alquiler en función de la renta, no únicamente para jóvenes, así como ayudas para incentivar que pequeños propietarios pongan sus viviendas en alquiler asequible.