(Ampl. 2) El consejo de SOS Cuétara cesa a los hermanos Salazar por pérdida de confianza en su gestión

Encarga a KPMG que complete una auditoría sobre la génesis del préstamo a Cóndor Plus

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El consejo de administración de SOS Cuétara acordó hoy cesar en sus funciones al presidente y al vicepresidente de la compañía, los hermanos Jesús y Jaime Salazar, y revocarles los poderes que ostentaban hasta la fecha como consejeros delegados.

La decisión se debe a la "pérdida de confianza en la actividad de gestión" de ambos ejecutivos como consecuencia de las últimas informaciones conocidas sobre la compañía, dijeron a Europa Press fuentes próximas al consejo de administración en referencia al préstamo de 212,7 millones de euros concedido por Grupo SOS a Cóndor Plus, sociedad vinculada a la familia Salazar.

La destitución de Jesús y Jaime Salazar, que son además los dos primeros accionistas de la compañía con el 17,68% y el 10,54% el capital, respectivamente, fue respaldada por todos los miembros de las cajas de ahorros representadas en el consejo, Caja Madrid (con una participación del 10,5%), Unicaja (8,9%), CajaGranada (5,2%), Cajasol (5%) y CajaSur (4,85%).

El órgano determinó nombrar como nuevo presidente a Vicente Sos Castell, miembro del consejo de administración desde 1994, tras la fusión de SOS con Grupo Arana.

La incorporación de Vicente SOS a la presidencia de la sociedad "dota de continuidad" a una iniciativa familiar emprendida hace más de 100 años y que hoy es un grupo empresarial con presencia en más de 92 países, informó la compañía en un comunicado.

EDIKA SÁNCHEZ, MÁXIMO EJECUTIVO

Asimismo, el consejo ha pedido a Endika Sánchez Aguirre, director general desde mayo de 2008 y actual máximo ejecutivo del grupo, "una especial dedicación para garantizar de forma ordenada los procesos de relevo que esta decisión pudiera comportar", así como el cumplimiento de los objetivos de negocio marcados para el presente ejercicio.

También ha encomendado al equipo de dirección liderado por éste la elaboración de un plan de comunicación tendente a divulgar el contenido y alcance de estas decisiones, así como la realidad actual de SOS y sus perspectivas para los próximos años.

El objetivo de esta actuación se centra en "abundar en la transparencia" de cara a sus proveedores, clientes, entidades financieras, administraciones públicas y los más de 2.400 trabajadores del grupo.

INFORME ESPECÍFICO.

Respecto a la operación de financiación a la sociedad Cóndor Plus, el consejo acordó encomendar a KPMG que se complete la auditoría específica sobre la "génesis y operativa" de la misma.

Asimismo, ha fijado una próxima sesión para analizar los resultados finales de la auditoría correspondiente al ejercicio 2008, incorporando el informe específico sobre el préstamo, y para valorar la fecha más conveniente para la celebración de la próxima junta general de accionistas.

La concesión del préstamo a la sociedad de la familia Salazar fue relacionada con el desarrollo de una operación para dar entrada en el accionariado a un fondo soberano con un porcentaje "significativo", que, en cualquier caso, no llegaría al 30%.

Tras conocerse esta operación financiera, los consejeros Daniel Klein y Lucas Torán votaron en contra de la formulación de las cuentas del ejercicio 2008 en el consejo de administración celebrado el pasado 31 de marzo "por considerar infringido su derecho de información y existir operaciones ajenas al objeto social y contrarias al interés social".

Estos mismos consejeros presentaron recientemente en los Juzgados de lo Mercantil de Madrid una demanda de impugnación de acuerdos sociales, que aún está pendiente de que se le asigne un juez que decida si la admite a trámite, informaron a Europa Press en fuentes judiciales.

Las cuentas tampoco fueron firmadas en el órgano de administración por el representante de Cajasol, quien no asistió a la reunión, ni por los tres consejeros de Caja Madrid, que se abstuvieron por no haber tenido tiempo para su análisis y por referirse a un ejercicio en el que no eran administradores.

El préstamo concedido a la sociedad vinculada a la familia Salazar, de 204,5 millones de principal y 8,2 millones de intereses, tiene vencimiento único el 10 de marzo de 2013 y está garantizado mediante la pignoración de acciones y participaciones sociales, principalmente títulos de SOS Cuétara propiedad de compañías controladas por determinados administradores de la sociedad.

La negociación de SOS Cuétara ha sido suspendida cautelarmente por la CNMV por concurrir "circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre los citados valores".

Las acciones de la compañía alimentaria cotizaban en la Bolsa de Madrid a 4,32 euros en el momento de la suspensión, lo que representaba un alza del 0,47% respecto a la apertura.