(Ampliación) El consejo de SOS Cuétara cesa al presidente y vicepresidente de la compañía

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El consejo de administración de SOS Cuétara acordó hoy cesar en sus funciones al presidente y al vicepresidente de la compañía, los hermanos Jesús y Jaime Salazar, que además son los dos primeros accionistas del grupo, con una participación del 17,68% y del 10,54%, respectivamente.

El órgano determinó nombrar como presidente del consejo de administración a Vicente Sos Castell, informó la compañía de alimentación en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Asimismo, se han presentado al consejo como representantes del Grupo de Empresas Cajasur a Angel María Cañadilla Moyano, y de Corporación Empresarial Cajasol a Juan Salido Freyre.

La destitución de ambos ejecutivos se produce después de que la compañía alimentaria informara de que tiene concedido un préstamo de 212,7 millones de euros a Condor Plus, una sociedad vinculada a la familia Salazar.

La concesión de este préstamo estaba relacionada con el desarrollo de una operación para dar entrada en su accionariado a un fondo soberano con un porcentaje "significativo", que, en cualquier caso, no llegaría al 30%.

Tras conocerse esta operación, los consejeros Daniel Klein y Lucas Torán votaron en contra de la formulación de las cuentas del ejercicio 2008 en el consejo de administración celebrado el pasado 31 de marzo "por considerar infringido su derecho de información y existir operaciones ajenas al objeto social y contrarias al interés social".

Estos mismos consejeros presentaron recientemente en los Juzgados de lo Mercantil de Madrid una demanda de impugnación de acuerdos sociales, que aún está pendiente de que se le asigne un juez que decida si la admite a trámite, informaron a Europa Press en fuentes judiciales.

Las cuentas tampoco fueron firmadas en el órgano de administración por el representante de Cajasol, quien no asistió a la reunión, ni por los tres consejeros de Caja Madrid, que se abstuvieron por no haber tenido tiempo para su análisis y por referirse a un ejercicio en el que no eran administradores.

El préstamo concedido a la sociedad vinculada a la familia Salazar, de 204,5 millones de principal y 8,2 millones de intereses, tiene vencimiento único el 10 de marzo de 2013 y está garantizado mediante la pignoración de acciones y participaciones sociales, principalmente títulos de SOS Cuétara propiedad de compañías controladas por determinados administradores de la sociedad.

La negociación de las acciones de SOS Cuétara ha sido suspendida cautelarmente por la CNMV por concurrir "circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre los citados valores".

Las acciones de la compañía alimentaria cotizaban en la Bolsa de Madrid a 4,32 euros en el momento de la suspensión, lo que representaba un alza del 0,47% respecto a la apertura.