Aprobada la ley de medidas urgentes en materia de vivienda con nuevas medidas contra la crisis

La normativa contempla la vivienda libre de precio limitado y el aumento de la deducción fiscal por la compra de VPO y VPT

PAMPLONA, 28 (EUROPA PRESS)

Los grupos de UPN, PSN y CDN sacaron adelante esta mañana en el pleno del Parlamento de Navarra el proyecto de ley de medidas urgentes en materia de vivienda y urbanismo, enviado por el Gobierno de Navarra para poner en marcha nuevas medidas para mitigar los efectos de la crisis en el sector de la construcción. IUN y NaBai votaron en contra de la ley.

Entre las medidas que contempla la nueva norma, se encuentran la creación de la vivienda libre de precio limitado y el aumento en un 5 por ciento de la deducción fiscal por la compra de vivienda de protección oficial o de vivienda de precio tasado. Asimismo, la nueva normativa prevé ayudas de hasta 3.000 euros para reformas de suelos, cocinas y baños, y aumento de la edificabilidad en desarrollos ya urbanizados.

Además, otras medidas concretas persiguen simplificar los trámites administrativos para agilizar la puesta a disposición de agentes económicos de suelo para vivienda protegida, favorecer la rehabilitación de viviendas, facilitar el pago de la renta a quienes pasan por dificultades económicas y avanzar hacia la eficiencia energética y la domótica.

Durante el debate final del proyecto de ley, la parlamentaria de UPN Amaya Otamendi defendió que esta ley "va a servir para paliar los efectos negativos" de la crisis económica en el sector de la construcción, fomentará el sistema de vivienda pública de alquiler y facilitará que los ciudadanos con rentas más bajas puedan acceder a viviendas protegidas, entre otros efectos positivos. Por su parte, el parlamentario del PSN José María Vázquez señaló que su partido ha reclamado "desde hace mucho tiempo" la aprobación de medidas urgentes en materia de vivienda, y consideró que "el Gobierno aprobó este proyecto con un excesivo retraso". En cualquier caso, expresó su apoyó a la ley, destacando "las mejoras" introducidas por el PSN a través de enmiendas, y deseó que sea un "revulsivo" para favorecer el acceso a la vivienda de los ciudadanos. Por parte de CDN, José Andrés Burguete afirmó que esta ley "demuestra la capacidad y el liderazgo político que el Gobierno de Navarra viene ejerciendo en los tiempos de crisis" y explicó que con esta norma se pretende "reactivar un sector que tiene un peso importante y trascendente en la economía de la Comunidad foral".

NABAI E IUN, EN CONTRA

En el turno en contra de la ley, el parlamentario de Nafarroa Bai Txentxo Jiménez afirmó que esta ley es "perversa porque se aprovecha de una situación tan grave como la crisis económica para sacar ventaja a los negocios de una parte muy concreta del sector de la construcción". "Se aprovecha la crisis para retroceder en calidad, en derechos y en función social del urbanismo", dijo.

Además, Txentxo Jiménez afirmó que ésta es "una ley absolutamente insolidaria, porque solo busca resolver los problemas de una pequeña parte de la sociedad, propietarios de suelo, promotores y constructores de vivienda". "Por el contrario, no atiende a la parte importante de la sociedad que está afectada en relación a la vivienda", manifestó.

Finalmente, el portavoz de IUN, Ion Erro, afirmó que "los constructores están hoy de fiesta" por la aprobación de la ley y afirmó que a partir de ahora "tienen el beneplácito para conseguir mayor plusvalía a costa de reducir la calidad en el urbanismo".

Ion Erro criticó que "justificar la ley por el alto nivel de desempleo en el sector es absolutamente mezquino, porque es falso que la ley vaya afectar en ningún grado al empleo". "Esta ley no pone suelo en favor de los agentes económicos y sociales, viene a solucionar determinados problemas que tienen los promotores en Ardoi y Ripagaina", dijo.