Cantabria cierra el presupuesto de 2008 con un déficit de 85 millones de euros por el descenso de los ingresos

Fue la comunidad que realizó más "política anticíclica" y se sitúa como la tercera región con menor deuda, a pesar de crecer

SANTANDER, 6 (EUROPA PRESS)

Cantabria cerró el ejercicio presupuestario de 2008 con un déficit de 85 millones de euros debido a la caída de los ingresos, sobre todo, de los vinculados al sector inmobiliario y la construcción, como son el de actos jurídicos documentados y transmisiones patrimoniales.

De todas maneras, ese déficit sigue por debajo del objetivo de estabilidad presupuestaria, en concreto, en torno a la mitad del 1% del PIB permitido y, por tanto, la región no necesita ningún plan de saneamiento. Así lo explicaron hoy el consejero de Economía y Hacienda, Ángel Agudo, y el director general de Presupuestos, Manuel Díaz, que dieron cuenta en rueda de prensa de la ejecución presupuestaria del pasado ejercicio.

En 2008 la administración cántabra ejecutó el 96,09 por ciento de los gastos presupuestados, un 1,38 por ciento más que en 2007; pero los ingresos, en cambio, se ejecutaron al 92,08 por ciento, 2,49 puntos menos que un año antes.

Y es que la crisis económica se dejó sentir en la capacidad recaudatoria de la comunidad, sobre todo en los impuestos más ligados a la construcción y el sector inmobiliario, una tendencia que continúa también en los primeros meses de 2009.

En 2008 el Gobierno cántabro sólo ingresó la mitad de lo que esperaba recaudar por los impuestos de actos jurídicos documentados y transmisiones patrimoniales. Fueron 138 millones que contrastan con los 247 de 2007.

Al elaborar el presupuesto de 2009 ya se tuvo en cuenta el parón inmobiliario y sus consecuencias recaudatorias, de forma que se fijaron unos ingresos por estos impuestos entre un 20 y un 30 por ciento más bajos que en 2008. Sin embargo, hasta la fecha se ha recaudado un 40 por ciento menos.

El Gobierno espera que esto se pueda compensar, por un lado porque el primer trimestre suele haber menos actividad en la construcción, y por otro lado con ingresos no esperados como los 72 millones de euros que ha recibido la administración regional en concepto de impuestos por la ampliación de capital del banco Santander, con la que no se contaba cuando se elaboró el presupuesto en octubre del pasado año.

Además, Agudo destacó que la "prudencia" en la gestión presupuestaria mantenida en los últimos años ha dado "margen de actuación" para el presente y ha permitido aplicar políticas anticíclicas. De hecho, destacó que Cantabria fue en 2008 la comunidad autónoma que más aumentó la licitación de obra pública (un 69,2%) y, en consecuencia, la región que realizó "más política anticíclica".

(((Seguirá ampliación)))