Casi 2,5 millones de contribuyentes se desgravan por vivienda

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Un total de 2.440.522 contribuyentes con rentas superiores a los 24.000 euros anuales se beneficiaron de la deducción por adquisición de vivienda habitual en el IRPF, según los últimos datos de la declaración de la renta de 2007 a los que tuvo acceso Europa Press.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer que esta desgravación se eliminará a partir de 2011 para los contribuyentes con rentas superiores a esta cifra, aunque precisó que quienes disfruten actualmente de esta ventaja fiscal lo podrán seguir haciendo porque se respetan los derechos adquiridos.

La actual deducción por vivienda es de un 15% sobre un máximo de 9.015 euros por contribuyente sin límite de renta. Con la nueva formulación que ayer anunció Zapatero, la desgravación se mantendrá igual a partir de 2011 para los contribuyentes con rentas inferiores a 17.000 euros anuales, pero irá disminuyendo de forma lineal para quienes obtengan ingresos entre 17.000 y 24.000 euros, y desaparecerá a partir de este límite de renta.

En la última declaración de la renta, además de los 2,44 millones de contribuyentes que se desgravaron por vivienda con rentas superiores a 24.000 euros, un total de 2,74 millones de declarantes con ingresos de hasta 17.000 euros también disfrutaron de esta ventaja fiscal. Con rentas de entre 17.000 y 24.000 euros, se aplicaron esta deducción 1,44 millones de contribuyentes.

6,6 MILLONES SE DESGRAVAN POR VIVIENDA

De esta forma, más de 6,6 millones de ciudadanos se aplican en este momento deducción por compra de vivienda habitual y lo seguirán haciendo en las mismas condiciones que ahora a partir de 2011 por la no retroactividad de la medida.

En cambio, los nuevos contribuyentes del IRPF que adquieran una vivienda a partir de 2011 y obtengan ingresos superiores a 24.000 euros al año no podrán aplicarse esta desgravación. En la última declaración de la renta, de los 18,5 millones de contribuyentes, 13,8 millones declararon ingresos inferiores a 24.000 euros y únicamente 4,7 millones dijeron obtener rentas superiores a esta cantidad.