Corredor y Aguirre escenifican su enfrentamiento en la inauguración del SIMA

Corredor le reprocha falta de lealtad institucional y Aguirre asegura que los fondos del Plan de Vivienda no están llegando a Madrid

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, escenificaron hoy su enfrentamiento en cuestiones como la modificación de la deducción por compra de vivienda o el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 durante la inauguración en Ifema de un SIMA09 marcado por la crisis.

Tras cortar la cinta, dar apertura a la feria y compartir un breve recorrido por algunos de los stands rodeadas de visitantes, profesionales y medios de comunicación, Corredor no tardó en recalcar que "las viejas recetas conservadoras (en materia de vivienda) no han funcionado", como la deducción por compra de vivienda, que ha supuesto un alza de los precios de los pisos.

Así, defendió que el Gobierno ha sido "valiente" y "se ha atrevido a algo que no se había atrevido nadie", eliminando este incentivo fiscal para las rentas superiores a 24.000 euros con la certeza de que a medio plazo beneficiará a las clases medias.

Por su parte, Aguirre mostró su "profundo respeto" hacia esta "idea" de la ministra de Vivienda, e incluso afirmó que "puede que tenga razón", si bien insistió en que la deducción por vivienda, que la Comunidad de Madrid prevé incrementar al 20 por ciento, es necesaria en estos tiempos de crisis para conseguir drenar el 'stock' de viviendas, que sólo en la región se cifra en unos 40.000 pisos.

Si Corredor apostó por favorecer a las clases medias, Aguirre afirmó que el papel de las administraciones públicas "no es hacer inversiones, sino ayudar al sector de la construcción en los momentos de crisis", y consideró necesario "remover los obstáculos" con los que se están encontrando los "generadores de bienestar, riqueza y empleo, los empresarios".

Además, puso el acento en el nuevo modelo productivo al que pretende llegar el Gobierno a través de medidas como la equiparación de los incentivos fiscales para compra y alquiler, y con ironía dijo: "Eso del nuevo modelo productivo es interesante, pero no sé cuál será", e indicó que hasta ahora sólo existía "el modelo soviético y otro liberal occidental", y mostró sus dudas sobre cuál será este nuevo modelo "sostenible" que propugna el Ejecutivo central. "Veremos cuánto se sostiene", apostilló.

Previamente, Corredor defendió una vez más el redimensionamiento de un sector que no puede basarse en el 'todo urbanizable' y que "no puede construir como hasta ahora", así como un mayor peso de la calidad en las construcciones, de la eficiencia, y el desarrollo de la rehabilitación y de la vivienda protegida.

LEALTAD INSTITUCIONAL.

La ministra de Vivienda situó el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 en el centro de este cambio de modelo y como ejemplo de lealtad institucional hacia las comunidades autónomas antes de lanzar un nuevo dardo a la 'número uno' del PP en Madrid: "Querida Aguirre, yo defiendo la lealtad institucional. Es la única vía posible de relación entre administraciones. Deseo que trabajemos juntas en un nuevo modelo económico más justo. Así, lo exigen los ciudadanos y no podemos permitirnos que sean los perjudicados por inaceptables enfrentamientos".

En respuesta, dándose la vuelta para mirar a la ministra de Vivienda, Aguirre aseguró que su Ejecutivo "cree en la lealtad institucional", para a continuación sacar a relucir que de los 1.300 millones de euros asignados a la Comunidad dentro del Plan "han llegado cero". Además, insistió en el recurso que ha presentado ante el Tribunal Constitucional contra los límites a la propiedad de VPO que plantea el nuevo Plan de Vivienda.

Asimismo, aseguró que la Comunidad de Madrid es la que más viviendas protegidas construye en toda España (23.514 en 2008) y defendió la necesidad de aportar mayor seguridad jurídica a los propietarios de viviendas en alquiler para fomentar este sector, que representa el 9,8 por ciento del PIB autonómico.

El presidente de los promotores y constructores de España (APCE), José Manuel Galindo, también estuvo presente en el 'rifirrafe' e intervino para pedir tanto a la Comunidad de Madrid como al Gobierno "más compromiso y colaboración con el sector". Además, en presencia de expositores como Caja Madrid, La Caixa o el Banco Santander Galindo demandó mayor concesión de créditos por parte de las entidades financieras.

Además, destacó que esta undécima edición de la feria, en la que participan 220 expositores, el 25 por ciento de ellos extranjeros, en 12.000 metros cuadrados se ha visto reducida en proporción al redimensionamiento que ha experimentado el sector en los últimos años, si bien siguen presentando ofertas para más de 100.000 viviendas.