Economía/Empresas.- El alquiler de oficinas en Madrid cayó un 46% en 2008, según Savills

MADRID, 13 (EUROPA PRESS) El alquiler de oficinas en Madrid cayó un 46% en 2008 en relación a 2007, de forma que no superó la barrera de los 500.000 metros cuadrado, según el último informe de mercado difundido por la consultora Savills que avanza unas perspectivas negativas para 2009. La firma atribuye el descenso a "las graves turbulencias financieras registradas el pasado año, que se están trasladando la economía real". En el mercado de oficinas, la demanda descendió un 41% el pasado año, sobre todo en operaciones de grandes superficies. Para Savills, "el repentino incremento de demanda de pequeñas superficies responde a la necesidad de las empresas de adaptarse a las nuevas necesidades de espacio, sobre todo en los casos de drásticas reducciones de personal". Con todo, el precio de los alquileres de oficina en la capital se mantuvo estable, si bien los correspondientes a las zonas interiores a la M-30 todavía siguieron creciendo. Del lado de los descensos destaca la caída del 19% registrada en Campo de las Naciones. MERCADO DE INVERSIÓN. En cuanto a las inversiones en edificios de oficinas de Madrid, cayeron un 47% el pasado año respecto a 2007, hasta situarse en 1.400 millones de euros. En el lado del vendedor prevalecen las inmobiliarias y promotoras, y en el del comprador empiezan a reaparecer varios fondos extranjeros, en especial alemanes, si bien la consultora indica que el grupo potenciales de compradores va disminuyendo, debido al elevado endeudamiento de algunas empresas y las estrictas condiciones de acceso al crédito. Con todo, Savills pronostica que en 2009 la tasa de disponibilidad en el parque de oficinas de Madrid continuará aumentando. En la actualidad, están sin ocupar cerca de un millón de metros cuadrados de oficinas en Madrid, el 7,5% del parque total. En 2009 se espera que se pongan en el mercado 450.000 metros cuadrados de nueva superficie con la entrada al mercado de inmuebles emblemáticos como la Torre Cristal y la Torre Caja Madrid. No obstante, la cuarta parte de estos metros se ocupará en propiedad, dado que acogerán la sede de sus propietarios. En cuanto a la contratación de este año, seguirá cayendo, hasta situarse entre 350.000 y 400.000 metros cuadrados. En consecuencia, la disminución en la demanda y el aumento en la oferta provocarán que sigan descendiendo las rentas, más pronunciado en las áreas más alejadas de la ciudad. Ante esta coyuntura, Savills considera que inversores internacionales buscarán oportunidades buscando activos de calidad, bien ubicados y con inquilinos solventes.