El área residencial de Donapea tendrá capacidad para 4.105 viviendas, de las que el 85 por ciento serán protegidas

PAMPLONA, 19 (EUROPA PRESS) La Comisión de Ordenación del Territorio (COT) de Navarra ha avalado el Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) para el desarrollo del área residencial en Donapea, situada en los términos de Cordovilla (Galar) y Pamplona y en la que se levantarán finalmente 4.105 viviendas, de las que un 50 por ciento serán viviendas protegidas de régimen general, un 35 por ciento de precio tasado y otro 15 por ciento libres. Además, el plan contempla la construcción de 500 viviendas públicas en régimen de alquiler que promoverá y construirá el Gobierno de Navarra. Tras el informe favorable de la COT al PSIS, el Gobierno de Navarra aprobará en breve este planeamiento. Según destacó en rueda de prensa el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Carlos Esparza, se trata de una actuación prioritaria del Plan de Impulso a la Vivienda Protegida, enmarcada en el Plan Navarra 2012 y contemplada en el Pacto Social por la Vivienda suscrito con el PSN. El objetivo es que las obras de urbanización y edificación puedan comenzar este año, de manera que las viviendas sean adjudicadas a finales de 2010 o principios de 2011. El área de intervención tiene una superficie de 1,2 millones de metros cuadrados, enclavados en los términos municipales de Galar (84% de la superficie) y Pamplona (16%), y pertenecientes tanto a sociedades promotoras como a particulares, la mayor parte de los cuales se agruparon en la Asociación de Propietarios de Cordovilla. Según avanzó el consejero, Donapea va a ser un referente de "sostenibilidad", una actuación "diseñada con criterios de compacidad urbana, de complejidad de usos y de conectividad basada en la incorporación preferente del transporte público y los circuitos ciclistas y peatonales a un trazado que integra la urbanización existente y, sobre todo, potencia los valores paisajísticos del entorno". Así, el consejero Esparza resaltó que el planeamiento es respetuoso con las Normas Urbanísticas Comarcales aprobadas hace diez años, que otorgaban a este espacio la declaración de Área de Oportunidad por su "valor estratégico en el desarrollo urbano de la comarca" y la naturaleza mixta de los usos que podía acoger (residencial, usos terciarios etc.). Según destacó el consejero Esparza en la rueda de prensa, la Comisión de Ordenación del Territorio ha avalado la idoneidad de este emplazamiento, un espacio que se va a convertir, añadió, en un elemento vertebrador de la conexión este-oeste del entorno metropolitano, dado que está cerca de las universidades y de otras importantes áreas dotacionales, como la zona hospitalaria, la nueva estación de autobuses, la futura estación del AVE o el aeropuerto. ESTRUCTURA URBANA Los terrenos planeados por el PSIS limitan al norte con el río Sadar y las laderas del campus de la Universidad de Navarra; al este con la Avenida de Zaragoza y el nuevo vial en proyecto paralelo a dicha avenida que conecta con la Avenida de Navarra; al sur con la autopista AP-15; y al oeste con los altos de Donapea y con el nuevo vial NUC de conexión con Esquíroz. El entorno cuenta con dos áreas de reserva paisajística comarcal, con áreas botánicas de especial interés, y la cañada que limita el ámbito por su margen oeste. La estructura urbana propuesta atiende a dos situaciones. Una correspondiente al entorno de las avenidas de Navarra y Zaragoza, en la que se definirán usos mixtos terciarios y residenciales "que permitan crear un espacio interno de escala peatonal y un entorno de actividades económicas que permita configurar una puerta de entrada a la ciudad central y completar el parque del río Sadar", indicó Esparza, quien adelantó que se desmontará un paso elevado hacia la Avenida Zaragoza y se construirá un vial alternativo de acceso desde la AP-15 a la Avenida Navarra. Se integrará con la ciudad el polígono de actividades económicas de Cordovilla a través de una zona de usos mixtos residenciales y de servicios que llega a conectar con el parque fluvial del río Sadar y su entorno y el barrio de Azpilagaña. El consejero indicó que otra de las aportaciones del PSIS en este ámbito es resolver la situación de bloqueo en el desarrollo urbanístico de esta zona por la falta de acuerdo entre los ayuntamientos de Galar y Pamplona desde hace nueve años. La otra zona de desarrollo, la más importante, mucho mayor en superficie, viene constituida por la meseta de Cordovilla, también en términos de Galar y Pamplona, para la que el PSIS plantea usos mixtos residenciales y terciarios, entre la vaguada del Sadar y la Urbanización Cordovilla. Se prevé un parque tecnológico asociado a la Asociación de Industria Navarra (AIN) y un gran parque perimetral que amplía las reservas paisajísticas y crea una zona de paseo urbano que parte del campus y rodea toda la urbanización. En esta zona se reservan casi 300.000 metros cuadrados de espacios libres públicos y alrededor de 90.000 metros cuadrados para equipamientos públicos comunitarios (salud, educación, deporte, cultura, religioso). El consejero subrayó que el área residencial de vivienda protegida de Donapea va a ser un "referente de sostenibilidad" y, así, se diseñará un vial para el transporte público comarcal y todas las manzanas contarán con acceso directo al carril bici que enlaza con la red prevista por Pamplona. "Y para configurar un barrio vivo, autónomo y sostenible, se prevén dos zonas de centralidad social y comercial, con la construcción de dos plazas", agregó Esparza, quien recordó que el proyecto de urbanización plantea el sistema de recogida neumática de basuras. "Se trata pues de una actuación contemporánea que genera un perfil urbano integrado con la ciudad preexistente y actúa sobre un ámbito singular de la comarca para resolver definitivamente problemas e infraestructuras que hipotecan el desarrollo de la zona sur de la ciudad", indicó. El PSIS determina reservar a espacios libres públicos 295.000 metros cuadrados y 77.343 a equipamientos comunitarios (2.031 metros cuadrados a sanitarios, 25.182 a educativos, 39.541 a deportivos y 10.589 a polivalentes). A equipamiento comunitario privado se destinarán 11.600 metros cuadrados (9.330 metros cuadrados a infraestructuras educativas y 2.270 a religiosas) y la dotación supramunicpal para vivienda pública será de casi 39.500 metros cuadrados, que podrían alojar unas 500 viviendas públicas de alquiler que promoverá y construirá el Gobierno de Navarra. En total, el área contará con 6.080 plazas de aparcamiento público. La densidad de vivienda teniendo en cuenta todo el ámbito ronda las 35 viviendas por hectárea, 55 por hectárea si se tienen en cuenta la superficie la zona estrictamente residencial, de unas 75 hectáreas. Se trata de viviendas colectivas, sin viviendas unifamiliares. Casi todas son de baja más 6, 7 u 8 plantas y se prevé algún edificio singular de mayor altura acompañando a los de alta altura preexistentes en la zona.