El BNG reclama agencias públicas de tasación porque las sociedades actuales "no son independientes" de los bancos

Pérez Bouza alerta de "controvertidas" relaciones de "connivencia de intereses" entre tasadoras, inmobiliarias y entidades financieras

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 (EUROPA PRESS)

El senador del BNG por designación autonómica, Xosé Manuel Pérez Bouza, presentó en la Cámara Alta una iniciativa en la que reclama al Gobierno central que, en colaboración con las autonomías, impulse agencias públicas de tasación para ejercer sus funciones cuando lo solicite el consumidor, frente a las actuales sociedades tasadoras que, a su juicio, no actúan "con independencia" de los bancos.

Pérez Bouza alertó de las "controvertidas" relaciones de "connivencia" que mantienen las entidades financieras, las sociedades de tasación y las grandes inmobiliarias, y se mostró convencido de que estas conexiones son responsables "en buena parte" del estallido de la burbuja inmobiliaria en España, cuyas consecuencias pagan ahora el conjunto de los ciudadanos.

Como ejemplo de estas relaciones, el senador nacionalista recordó que los bancos participan y controlan hasta 13 tasadoras que, en el año 2007, concentraron el 47 por ciento de las valoraciones inmobiliarias realizadas y el 52 por ciento del importe de las operaciones. Concretamente, aludió a Tinsa, Sivasa, Servas, Tasamadrid, TasaGalicia, Tabimed o Valoraciones y Tasaciones Hipotecarias (VTH), todas ellas "con accionista mayoritario o relevante" vinculado a bancos y cajas de ahorro.

"JUEZ Y PARTE"

"Esta relación de juez y parte en la valoración y concesión de créditos va en detrimento de los ciudadanos", sentenció Pérez Bouza para resaltar, al tiempo, que en un momento de crisis económica estas sociedades desempeñan un papel "fundamental" a la hora de valorar los activos inmobiliarios y, por tanto, en la "solvencia" de las entidades financieras.

En este contexto, el senador nacionalista advirtió de que la imparcialidad de las tasadoras "entra en duda", por lo que instó al Ejecutivo que dirige José Luis Rodríguez Zapatero a "regular" un modelo de sociedad que cumpla los principios básicos de "indepedencia, objetividad, y apoyo al consumidor" recogidos en la Constitución española.