El consejero de Hacienda se reafirma en que "hay síntomas" de que la crisis empieza a remitir

Hernández Carrón (PP) recrimina a los socialistas por no haber tomado "ninguna medida" anticrisis hasta después del 9-M

MÉRIDA, 23 (EUROPA PRESS)

El consejero de Administración Pública y Hacienda, Ángel Franco, se refirmó hoy en que, a su juicio, ya "hay síntomas" que indican que la crisis económica comienza a remitir, aunque apostilló que la "recuperación será lenta".

Durante su comparecencia en el pleno de la Asamblea de Extremadura, a petición del Grupo Popular, Franco citó entre tales "indicadores anticipados" el número de viviendas que se están visando, que aunque la destrucción de empleo prosigue lo hace "a menor ritmo" o que, en general, "el decrecimiento se está desacelerando".

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular, Luis Alfonso Hernández Carrón, que abrió el debate, recriminó a los socialistas, tanto en el gobierno regional como en el nacional, no haber tomado "ninguna medida" anticrisis hasta después de las últimas elecciones generales, a fin de evitar efectos negativos en el resultado electoral. "Se han seguido al pie de la letra las consignas de la calle Ferraz", apostilló.

El responsable de Hacienda y el portavoz del PP efectuaron estas observaciones en el transcurso del pleno del parlamento autonómico, en el que compareció Ángel Franco a petición del Grupo Popular.

En principio, el consejero debía intervenir para dar cuenta del resultado de las medidas emprendidas por la Junta para que el sistema bancario aporte liquidez a las empresas, aunque una vez avanzado el debate político los argumentos de los intervinientes, tanto de un lado como de otro, no se limitaron a esta cuestión específica y se fueron orientando hacia una valoración general del comportamiento de la situación económica.

CALIDAD CREDITICIA Y EMPRESAS EN PROBLEMAS

Por ejemplo, el consejero sostuvo que "Extremadura está resistiendo el embate de esta crisis en mejores condiciones que el resto del estado". Así, informó de que la semana pasada la Junta sacó una oferta para la contratación con las entidades financieras de una parte del primer tramo del endeudamiento previsto para este año, por valor de 150 millones de euros en préstamos a largo plazo.

Ángel Franco reveló ante el hemiciclo que se han presentado hasta 18 entidades financieras, que han realizado una oferta global por importe de 560 millones, esto es, casi cuatro veces más de lo que pide la Administración, lo cual, apuntó, puede constituir un síntoma "de que las cosas no estaban tan mal" y en particular de que "la Junta de Extremadura tiene una calidad crediticia alta".

En contraposición, Hernández Carrón indicó que en el pasado mes de enero Extremadura fue la región con el descenso más acusado en la constitución de nuevas sociedades, de un 63%, y que en febrero fue la comunidad española en la que más aumentó la disolución de empresas, con un incremento del 31% frente a un 11% nacional. Para Carrón tales datos indican que el tejido empresarial "está en peligro" en la región, en la cual el 95,3% de las empresas tiene menos de 10 trabajadores.

Además, el portavoz parlamentario del PP criticó al consejero por no haberle proporcionado datos acerca de operaciones o empresas que han resultado beneficiadas por convenios entre la Junta y los bancos para facilitar la concesión de crédito, lo cual significa, en su opinión, que no se "están evaluando" tales acuerdos de forma debida.

Así mismo recordó que su partido fue "responsable" al estar presente en el dictamen parlamentario conjunto con el Grupo Sociaista por el cual se apoyaba la fusión de las dos cajas de ahorros extremeñas, tras lo cual se lamentó de que, sin embargo, "a día de hoy nada se sabe" sobre la posible integración de ambas entidades.

HIPOTECAS, IMPUESTOS Y ENDEUDAMIENTO

El consejero Ángel Franco sostuvo por su parte que existe un "buen grado de cumplimiento" de los convenios con los bancos, que situó en torno a un 97%. Aprovechó su intervención el consejero para lanzar un mensaje de comprensión hacia las entidades financieras, porque "también son empresas" que pasan por un momento "complicado", dado que tienen "menos facturación porque hay menor demanda de crédito" y han visto reducidos sus márgenes al tiempo que soportan un incremento de la morosidad.

"Sigo apoyando el sector financiero porque está ayudándonos a aliviar esta crisis tan dolorosa", subrayó Franco, quien, no obstante, advirtió de que los bancos apoyarán "proyectos viables". En este contexto, apuntó posteriormente que aquellos adjudicatarios del plan 60.000 de viviendas que "no son capaces de demostrar" que puedan afrontar el pago de la vivienda con el 40% de su renta "no la han tenido ni la van a tener nunca" la hipoteca que solicitan.

En su segundo turno el 'popular' Hernández Carrón abundó en este asunto al exigir a Ángel Franco que, en tanto que se trata de un "derecho básico" el acceso a la vivienda, él como consejero tiene la "obligación moral y política" de garantizar que los ciudadanos lo consiguen.

También hizo uso de su segunda intervención el diputado del PP para reivindicar la política económica de bajada de impuestos que propugna su partido y subrayó que el "idolatrado por los socialistas ahora, el señor Obama, lo está haciendo en los Estados Unidos". Posteriormente el consejero aludió a esta mención al presidente estadounidense parar lanzar al PP la pregunta de si, en tal caso, aclare si está a favor del endedudamiento público, tal y como ha decidido el gobierno americano.

Por su parte, el diputado socialista Jorge Amado subrayó en su intervención que "para volver a la normalidad es imprescindible la confianza en el sector financiero". "No se trata de dar puños encima de la mesa o de abrir o cerrar grifos", sentenció Amado, quien se preguntó en tono irónico si el Partido Popular, al requerir más intervención pública respecto a los bancos, está "pasando por la izquierda" al PSOE.