El Gobierno cántabro amplía el listado de impuestos que se pueden tramitar y pagar en su oficina virtual

Las oficinas liquidadoras repartidas por la región se conectan a la aplicación informática del Gobierno para mejorar el servicio

SANTANDER, 20 (EUROPA PRESS)

La Agencia Cántabra de Administración Tributaria (ACAT) ampliará a partir del 15 de junio el catálogo de servicios que los ciudadanos pueden realizar a través de su oficina virtual en Internet (http://ovhacienda.cantabria.es).

Desde esa fecha cualquier cántabro podrá rellenar desde su casa los documentos necesarios para liquidar el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados por operaciones de compra de vivienda o solares, alquiler o formalización de préstamos; así como por operaciones sobre recibos, pagarés y pagos en metálico; y por letras de cambio.

Estos trámites se suman a los que ya se podían hacer para tramitar este mismo impuesto en el caso de compra de vehículos de segunda mano; así como para otros tributos como las tasas de mataderos, el canon de saneamiento o las tasas y precios públicos.

La novedad no es sólo que los ciudadanos puedan rellenar el impreso correspondiente en la web, sino que además podrán pagarlo después en cualquiera de las entidades financieras que colaboran en esta iniciativa (Santander, Banesto, Caja Madrid, Caja Cantabria, BBVA, Banco Popular, ebankinter, Barclays y la Caixa), en lugar de tener que acudir a entidades limitadas como hasta ahora. Después, deberá presentarse en una de las oficinas liquidadoras.

Pero además, quienes cuenten con firma electrónica, podrán pagar también la cuota correspondiente directamente a través de la pasarela de pago en Internet, aunque para que esa posibilidad esté operativa habrá que esperar hasta después del verano, una posibilidad que ya existe, por ejemplo, en el caso del impuesto por compra de vehículos de segunda mano.

El consejero de Economía y Hacienda, Ángel Agudo; el director de la ACAT, Pedro Pérez Eslava, y el director general de Tributos, José Antonio Gómez Aldasoro, informaron hoy en rueda de prensa de la incorporación de estos tres nuevos trámites a la oficina virtual y de otras mejoras introducidas en las oficinas liquidadoras repartidas por la región.

La oficina virtual del Gobierno cántabro para la tramitación de tributos se puso en marcha en mayo del año 2007 para facilitar la realización de gestiones de carácter tributario y económico financiero sin tener que desplazarse hasta las oficinas propias o delegadas del Gobierno de Cantabria.

Desde entonces, se han contabilizado casi 40.000 trámites por la compra de vehículo de segunda mano; más de 19.000 por tasas y precios públicos; alrededor de un millar por el canon de saneamiento y casi 200 por la tasa de mataderos. Además, se han realizado unas 51.000 consultas de valoración de vehículos y otras 84.400 de valoración de inmuebles.

En la actualidad el 76,75% de las autoliquidaciones por el impuesto de transmisiones en la compra de vehículos usados se realizan ya a través de la web.

MEJORAS EN LAS OFICINAS

A la vez que se amplían los servicios que presta la oficina virtual, también se mejora la atención física en las oficinas liquidadoras repartidas por la región (Santander, Castro Urdiales, Laredo, Potes, Ramales, Reinosa, San Vicente de la Barquera, Santoña, Torrelavega, Villacarriedo y Solares).

Hasta ahora cada una de estas oficinas tenía su propia aplicación informática para la tramitación de los tributos y lo que se ha hecho es incorporarlas al sistema Mouro del Gobierno regional para mejorar la coordinación, la eficiencia y el control de la gestión de los tributos.

Uno de los factores determinantes que ha llevado a dar este paso es que el 50 por ciento de los documentos que se gestionan en la Comunidad Autónoma vinculados a estas operaciones de pagos de tributos se concentran en las oficinas distribuidos por la región, y el otro 50 por ciento en Santander, y con ello se quiere ofrecer a los ciudadanos "igualdad de trato" y de procedimiento.

Las mejoras, en este caso, afectarán principalmente a las liquidaciones relacionadas con el pago del impuesto de transmisiones y actos jurídicos documentados, así como con el de sucesiones y donaciones.