El 'stock' de capital neto de la economía española creció un 67% entre 1994 y 2007, hasta 4,7 billones

La vivienda residencial representa la mitad del valor del 'stock', aunque la inversión en inmuebles crece casi la mitad que el capital productivo

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El 'stock' de capital neto de la economía española creció un 67% entre 1994 y 2007 en España, hasta los 4,7 billones de euros, donde la vivienda residencial representa la mitad del valor del mismo, según los datos presentados hoy la Fundación BBVA, dentro del estudio "El stock y los servicios del capital en España y su distribución territorial".

Por su parte, el capital productivo --TIC, equipos de transporte y maquinaria-- creció un 106% en términos reales desde 1994 mejorando la capacidad productora de la economía nacional, frente al 51% registrado por la inversión en vivienda.

Del mismo modo, el estudio dirigido por los profesores de la Universidad de Valencia e investigadores del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), Francisco Pérez, Matilde Mas y Ezequiel Uriel, refleja que a pesar del peso de la vivienda en la economía española, el crecimiento anual de la inversión en términos reales de la misma (3,2%) se produjo a un ritmo muy inferior a la inversión en capital productivo (6%).

Asimismo, a pesar de que la tasa de crecimiento anual del capital de la construcción residencial registró un incremento del 9%, superior al 8% del total de la economía, este incremento se ha visto empujado por un crecimiento de los precios del 5,8%. En situación opuesta, se encuentra el sector TIC, en donde una caída de los precios del 3,1% situó el crecimiento nominal de la inversión en este área en el 7%, frente al crecimiento del 10,1% en términos reales.

En cuanto a la distribución de la inversión, de los 5.569 euros anuales por habitante invertidos en España desde 1994, 2.008 euros se destinaron a vivienda, 1.436 euros a construcciones privadas y 556 euros a infraestructuras públicas.

Por comunidades autónomas, Cataluña, Comunidad de Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana concentran casi el 60% de la inversión durante este periodo.

EL ESFUERZO INVERSOR CAYÓ 5 PUNTOS EN 2008.

Del mismo modo, los datos ofrecidos por la fundación reflejaron un descenso en el esfuerzo inversor -- porcentaje del PIB dedicado a la formación bruta de capital-- del 5% en 2008, hasta el 27,1% en el primer trimestre de 2009, tras alcanzar su cota máxima en 2007 con un esfuerzo inversor del 31,1%.

Preguntado el profesor Pérez por la repercusión de la caída de la inversión y por la viabilidad del actual modelo productivo, el catedrático se mostró optimista y manifestó que el estudio refleja que durante el "boom inmobiliario de los últimos años se ha combinado crecimiento en el número de viviendas y en los precios lo cual ha absorbido parte del esfuerzo inversor", al tiempo que subrayó que España ha acumulado mucho capital productivo durante los años de crecimiento "y eso es una plataforma sobre la que podrá apoyarse la economía cuando se produzca la recuperación del ritmo de crecimiento".

"El capital que teníamos cuando entramos en la crisis lo seguimos teniendo y lo podremos utilizar cuando la economía se relance, y se ha demostrado que la acumulación de capital residencial ha sido compatible con una mejora sustancial de la dotación de capital productivo", argumentó Pérez.

"A la vista de los datos, la economía española no ha dejado de hacer otras cosas a parte de la construcción, y los mismos datos indican que tras la inversión en maquinaria y TIC, ha habido muchas empresas haciendo otras cosas que no eran casas", continuó.

En materia de vivienda, Pérez consideró que en la actualidad "se ha alcanzado un máximo en la acumulación de capital residencial" y vaticinó que el valor del mismo se reducirá, "no porque se destruyan viviendas, sino porque va a caer su precio, y dado el peso del 50% de este capital en el total de capital, una caída del precio medio de la vivienda de un 10% reduciría el valor de la inversión un 5%".

"Habrá un periodo largo de digestión pero después volverán a construirse viviendas aunque no a un ritmo de 700.000 viviendas al año, después de recuperarse del bache del exceso de la oferta", adelantó el catedrático.

En cuanto al futuro económico, los analistas señalaron que España no creará empleo al menos que exista un crecimiento entre el 2% y el 3% "con cualquiera que sea el modelo productivo", al tiempo que consideraron muy aventurado decir cuando se producirá la recuperación, pero sí puntualizaron que ésta se producirá "empujada por el sector servicios".