El viceministro de Justicia dimite por haber usado presuntamente su cargo para abaratar el alquiler de una casa

LONDRES, 15 (EUROPA PRESS)

El viceministro de Justicia, Shahid Malik, presentó hoy su dimisión por el escándalo en el que se ha visto involucrado al romper presuntamente el Código de Conducta Minsterial alquilando por debajo del precio del mercado su segundo domicilio.

Malik, el primer musulmán nominado a un cargo político en toda la historia de Reino Unido, habría pagado menos de lo estipulado por su segunda vivienda en West Yorkshire, alguilada a un casero sobre el que pesa una acusación previa de permitir el alquiler de otra de sus propiedades que había sido declarada inhabitable.

Así, el viceministro de Justicia habría quebrantado el Código ético de conducta al aprovechar su cargo para conseguir ventajas fiscales. De momento, se está llevando a cabo una investigación encabezada por el consejero independiente Sir Phillip Mawer, a instancias del primer ministro Gordon Brown, para determinar si se ha producido dicha violación.

El casero de Malik, Tahir Zaman, declaró al diario británico 'The Daily Telegraph' que Malik le pagaba menos de 100 libras a la semana (unos 112 euros) mientras el propio Zaman cobraba mucho más a otros inquilinos en viviendas la mitad de grandes.

Malik ha comparecido esta mañana ante los medios para rechazar todas las acusaciones, y se declaró "más honesto, imposible". En declaraciones a Sky News, Malik indicó que incluso había cedido parte de su dinero personal a causas sociales, criticando duramente la política de gastos de funcionarios públicos que está afectando duramente la imagen del Gobierno laborista.

"En perspectiva, creo que todos los diputados de este país deberían haber hecho las cosas de una manera distinta, y me disculpo por todos ellos", indicó.