Espadas aboga por un "equilibrio" para la modificación del PGOU capitalino que reclama el sector inmobiliario

SEVILLA, 11 (EUROPA PRESS)

El consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, apostó hoy por un "punto de equilibrio" entre las dimensiones de las viviendas protegidas y libres que admite el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Sevilla, vigente desde 2006, y su valor económico y consecuentes consecuencias crediticias a la hora de acometer la adaptación que reclama el sector de la promoción inmobiliaria y la construcción para "adaptar" el producto a la demanda social.

Juan Espadas se reunió hoy con la Mesa de la Construcción, integrada por la Asociación Empresarial Sevillana de Constructores y Promotores de Obras (Gaesco), los colegios oficiales de Arquitectos, Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Ingenieros Industriales, Administradores de Fincas, Aparejadores y Arquitectos Técnicos y los agentes de la propiedad, al objeto de avanzar en la reconducción del sector de la construcción y la promoción inmobiliaria para que alcance una "velocidad de crucero" gracias a la vivienda protegida y la rehabilitación de inmuebles.

Tras el encuentro, compareció en rueda de prensa junto al presidente de la Mesa y de Gaesco, Miguel Rus, con quien abordó la reclamación elevada por el sector al Ayuntamiento de Sevilla para que el nuevo PGOU sea modificado y las dimensiones de las viviendas protegidas admitan la construcción de inmuebles de aproximadamente 80 metros cuadrados, siempre con la intención de ajustar la oferta de vivienda protegida a las necesidades reales de la sociedad.

Rus, de hecho, destacó la "prioridad" que tal aspecto constituye dentro de las acciones impulsadas para sacar al sector de la construcción y la promoción inmobiliaria de la recesión en la que se haya sumido. El sector, cabe recordarlo, reclama una "modificación" del tamaño mínimo de las viviendas a través de una "adaptación" de la normativa a las necesidades del mercado. "Necesitamos una modificación ágil y rápida" para que esta tipología se implante en "los nuevos desarrollos urbanísticos" de Sevilla, según el presidente de Gaesco.

A tal efecto, Juan Espadas aseguró que el nuevo PGOU de Sevilla será "un ejemplo claro y paradigmático" del papel que juega la administración pública para favorecer la reactivación del sector de la construcción y el negocio inmobiliario. De este modo, apostó por un "punto de equilibrio" entre los metros cuadrados de las viviendas libres y protegidas que admite el PGOU hispalense y su traducción en el mercado a fin de que no se construyan viviendas cuya tipología "no responde a la realidad" de la demanda.