Iniciativa exige que se deje de pagar el alquiler de las oficinas de Mundo Ilusión

CASTELLÓN, 7 (EUROPA PRESS)

Iniciativa exigió hoy al Consell en un comunicado que se deje de pagar el alquiler de las oficinas donde se ubica Mundo Ilusión, que según recordó, "son propiedad de un familiar del alcalde de Castellón, Alberto Fabra".

La diputada autonómica de Compromís y representante de Inicitiva, Mireia Mollà, ha registrado una nueva batería de preguntas al conseller de Economía tras las últimas respuestas parlamentarias sobre el futuro de la sociedad Mundo Ilusión, "en las que se confimaba que desde el 2005 dos personas estaban en nómina para este proyecto, y no se hablaba de su futuro laboral".

La formación recordó que Gerardo Camps "no quiso responder cuánto costaba el alquiler de las oficinas de esta entidad, ubicadas en un domicilio privado, propiedad de un familiar de Alberto Fabra, un ático sin ningún tipo de condiciones para esta actividad".

Para los ecosocialistas, "con la cantidad de espacios públicos que hay en Castellón, desde 2005 se paga un alquiler a una persona del entorno de Alberto Fabra, un nuevo ejemplo de cómo el PP emplea el nepostismo y las instituciones para enriquecer a su entorno".

Mollà recordó que el diputado autonómico de l'Entesa Ramón Cardona, en la pasada legislatura, pidió explicaciones al conseller de Economía por esta situación, "pero la mayoría de preguntas quedaron sin responderse", así como que en 2005 se hizo público que esta instalación "era ilegal, al no tener ningún tipo de licencia municipal, y que este ático era la sede social de las sociedades Aerocas y de Mundo Ilusión".

Según los ecosocialistas, "se trataba ya de un hecho de gran gravedad, ya que dos de las sociedades públicas más emblemáticas del PP estaban funcionando sin ningún tipo de licencia, en locales no habilitades para este tipo de actividad y, además, en unos locales alquilados a un familiar del alcalde de Castellón".

"A día de hoy no se sabe si se regularizó la situación, pero lo que sí se ha visto es que desde 2005 se ha continuado pagando el alquiler de este ático a los familiares de Alberto Fabra y no se ha tenido tiempo para ubicar estas oficinas en ningún edificio público", según Iniciativa.

Mollà pregunta ahora por qué motivo "no se han encontrado unas instalaciones en condiciones en dependencias públicas, cuánto se paga por el alquiler, qué prodecimiento se ha seguido para la contratación de este local, cuáles son los términos del contrato, hasta qué fecha se ha contratado y por qué no se ha rescindico y si el edificio cuenta con las medidas exigibles de seguridad".