La crisis afecta a las nuevas Torres de Castellana que sólo han alquilado el 20 por ciento de las oficinas

  • Madrid, 6 may (EFE).- Las recién construidas 4 Torres del "Business Área" de Madrid, ubicadas al norte del madrileño Paseo de la Castellana, también se han visto afectadas por la crisis inmobiliaria y económica, provocando que sólo hayan alquilado un 20 por ciento de su superficie destinada a oficinas.

La crisis afecta a las nuevas Torres de Castellana que sólo han alquilado el 20 por ciento de las oficinas

La crisis afecta a las nuevas Torres de Castellana que sólo han alquilado el 20 por ciento de las oficinas

Madrid, 6 may (EFE).- Las recién construidas 4 Torres del "Business Área" de Madrid, ubicadas al norte del madrileño Paseo de la Castellana, también se han visto afectadas por la crisis inmobiliaria y económica, provocando que sólo hayan alquilado un 20 por ciento de su superficie destinada a oficinas.

De los más de 114.000 metros cuadrados de superficie que salieron al mercado del alquiler durante 2008 o saldrán a lo largo de este año, los propietarios de las 4 Torres sólo han alquilado 24.000 metros cuadrados, una quinta parte del total.

La primera en comercializarse fue la Torre Espacio, que con 224 metros de altura pertenece al grupo Villa Mir y salió al mercado en el primer semestre de 2008 aportando 56.200 metros cuadrados, de los que la empresa propietaria ocupó cerca del 45 por ciento.

Embajadas como la canadiense, la austríaca o la británica, bufetes de abogados y otras compañías han trasladado sus oficinas a este edificio de más de 230 metros, ocupando más de la mitad del espacio disponible, de forma que sólo quedan por arrendar unos 9.000 metros cuadrados.

La torre más alta, con 250 metros de altura, es la de Caja Madrid, anteriormente conocida como la Torre Repsol, que albergará las oficinas de la entidad financiera en los más de 60.000 metros cuadrados de superficie que tiene.

La Torre Sacyr Vallehermoso alberga un hotel de cinco estrellas que ocupará hasta la planta 31 (el 60 por ciento del edificio) por lo que sólo ha salido al mercado del alquiler de oficinas 21.386 metros cuadrados, que en la actualidad están disponibles en sus 236 metros de altura.

Aún está sin terminar la Torre de Cristal, propiedad de la Mutua Madrileña con casi 250 metros de altura, que saldrá entera al mercado y engrosará la superficie en alquiler con otros 60.000 metros cuadrados, que ya están empezando a comercializarse.

El parque empresarial Cuatro Torres "Business Area", formado por los cuatro rascacielos más altos de España, se creó para desahogar el centro del distrito de negocios de Madrid, "quitando presión a la Castellana, donde hace pocos meses no había espacio disponible".

Así lo señaló a Efe el director de negocio de Oficinas de la consultora inmobiliaria Aguirre Newman, Ángel Estebanz, que explicó que la superficie de oficinas en alquiler se incrementó un 13,5 por ciento en 2008, hasta las 650.757 metros cuadrados.

No obstante, la tasa de desocupación del centro de negocios madrileño aumentó ligeramente el pasado año, debido a la nueva oferta, el descenso de la absorción y el aumento de la disponibilidad de edificios vacíos en la ciudad.

"La demanda de oficinas ha bajado por la situación económica", dijo Estebanz, dado que los inquilinos no pueden hacer frente a sus alquileres.

Atribuyó la escasa demanda de oficinas que han recibido las torres a la situación económica y al hecho de que salieran al mercado tantos metros cuadrados en un periodo reducido.

A su juicio, estos edificios no tendrán problemas de ocupación a medio plazo, debido a su "buena ubicación", que atraerán a inquilinos de perfil alto, como entidades financieras, organismos públicos, consultoras o bufetes jurídicos.

Todo ello, a pesar de las rentas que cobran al mes los propietarios de las torres, que oscilan entre los 36 y los 45 euros por metro cuadrado (más gastos y plazas de aparcamiento).

El director de producto de oficina de Jones Lang Lasalle, José Miguel Setién, coincide con Estebanz al asegurar en unas declaraciones a Efe que se trata de un producto "de buena calidad", con una superficie en alquiler que "no es tremenda" y que en otro momento se habría absorbido con "demasiada facilidad".

Por lo tanto, culpó de la falta de inquilinos "al difícil momento actual" que provoca que el sector se mueva en un escenario "bastante conservador", cuya recuperación pasa por la reactivación de la demanda que se producirá en 2010 ó 2011 debido a la falta de oferta.