La EMVS dice que las reivindicaciones de los vecinos de Ciudad de Barcelona son "insolidarias" y que se ha cumplido lo pactado

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado de la Empresa Municipal de Vivienda y el Suelo (EMVS), Juan José de Gracia, afirmó hoy que las reivindicaciones de los vecinos de Ciudad de Barcelona, 115, en el distrito de Retiro, son "insolidarias e injustas" con el resto de los madrileños y que en todo momento se ha cumplido lo pactado.

Los más de 40 vecinos del citado inmueble se definieron hoy como los "grandes damnificados" de la M-30 al no haber recibido, cuatro años después de que dejaran sus viviendas originales, las prometidas en permuta por el Ayuntamiento de Madrid.

Su queja arranca en septiembre de 2005, cuando abandonaron sus pisos ya que se encontraban en un edificio que era necesario demoler para llevar a cabo las obras de construcción del by-pass sur de la M-30. Por miedo a "una expropiación" y con la cuestión de la seguridad muy presente, con los sucesos del barrio barcelonés de El Carmel en la memoria, los residentes de este punto de Retiro aceptaron la propuesta del Ayuntamiento de Madrid.

DESALOJO VOLUNTARIO

Esa propuesta pasaba por el desalojo voluntario de los pisos y locales, que serían vendidos a la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS). Ésta se ocuparía de facilitarles un nuevo hogar, que construiría en la calle Barrileros, 7 y 9, muy cerca de su antiguo barrio. Esas casas estarían listas en dos años, esto es, en 2007 pero mientras tanto serían realojados en pisos de alquiler en el mismo entorno y sufragados por la EMVS.

Sin embargo, como denunciaron hoy los vecinos afectados, acompañados por el Grupo Municipal Socialista, esas viviendas no están entregadas "19 meses" después de la fecha inicial prevista por la propia EMVS.

Por su parte, el consejero delegado de la Empresa Municipal de Vivienda y el Suelo aseveró que se ha cumplido en todo momento el contrato firmado "cambiando metro cuadrado viejo por nuevo", también en lo referido al supuesto 'coste cero' de las permutas.

Y es que los vecinos afectados denunciaron que el contrato de compra-venta estipula unos tramos al alza en los nuevos pisos en función de la superficie original, es decir, si el anterior tenía entre 45 y 50 metros ahora se encuentran con uno de 50 útiles. Aunque construidos por la EMVS, las nuevas viviendas de la calle Barrileros, que sustituyen al edificio de Ciudad de Barcelona, 115, son de régimen libre.

PRECIOS PROTEGIDOS PARA VIVIENDAS LIBRES

"Si en algún caso la vivienda nueva tenía 3, 4, 5, 10 metros más, lo han pagado a precio de vivienda protegida aunque sea de renta libre", aclaró De Gracia, que también recordó que en la promoción original los vecinos no tenían plaza de garaje, una propuesta que, con la permuta les fue ofrecida.

En este sentido, los vecinos denunciaron hoy públicamente que los precios ofertados por la Empresa Municipal son más elevados que los registrados en el inmueble contiguo, de protección oficial. Ante ello, De Gracia sostuvo que las plazas se ofertan "a precio de vivienda de protección, con el módulo de 2005, no con el actual", para añadir que la comparación que hacen con la promoción más próxima no es válida porque se trata de "viviendas de realojo, que hace que sea más barato".

"No parece lógico, es injusto e insolidario con el resto de ciudadanos ese trato de favor que piden, que una vivienda libre, con un garaje libre, haya que venderlo al precio de una vivienda protegida de la escala inferior. Lo lógico es que se venda al precio del módulo de 2005, sobre todo porque es de renta libre y al día siguiente se puede vender", aclaró el responsable de la EMVS, que declaró que le resulta "incomprensible" que el PSOE "encabece una reivindicación injusta porque no se puede consentir un trato de favor".

RETRASO EN LA ENTREGA

Otra de las quejas que se puso hoy encima de la mesa fue el retraso de dos años en la entrega de las nuevas viviendas. "Sí es cierto que ha habido un retraso en la entrega pero también lo es que en ese periodo a ellos no les ha costado dinero porque el Ayuntamiento ha asumido todos los costes (pagando el alquiler de los pisos en los que han sido realojados)", defendió el consejero-delegado de la EMVS.

En cuanto a los reproches sobre el estado de los pisos, Juan José de Gracia afirmó que pueden ser habitables desde este momento aunque confirmó que quedan trabajos de urbanización por hacer. "Pero eso no impide el paso a la vivienda, aunque tendrán ciertas incomodidades", aseveró después de que algunos afectados dijeran hoy que tendrían que entrar hoy a sus nuevos hogares con un casco en la cabeza.