La GMU aprueba el convenio con la Junta para la ordenación urbanística y protección de Medina Azahara

CÓRDOBA, 4 (EUROPA PRESS)

El consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba aprobó la firma de un convenio con la Junta de Andalucía para "la financiación de actuaciones de ordenación urbanística, puesta en valor de patrimonio y gestión de la obtención pública de suelos" en el entorno protegido del conjunto arqueológico de Medina Azahara.

El borrador de dicho convenio, al que ha accedido Europa Press, tiene por objeto "establecer las bases de colaboración que permitan la elaboración de un programa de actuaciones públicas" dirigido al fin descrito en el ámbito del Plan Especial de Protección de Medina Azahara y su entorno, a lo cual se comprometerán el Ayuntamiento de Córdoba, la GMU y las consejerías de Vivienda y Ordenación del Territorio y la de Cultura.

La firma del acuerdo, que tiene carácter de convenio administrativo y un vigencia de cuatro años, no supondrá renuncia a las competencias propias de las administraciones firmantes, las cuales, para alcanzar el objetivo mencionado, constituirán una "oficina técnica, cuya puesta en funcionamiento dependerá de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio".

Dicha oficina habrá de desarrollar diversas funciones, entre ellas la "elaboración de un programa de actuaciones dirigidas a la puesta en valor, desde el punto de vista urbanístico, territorial y patrimonial, compatible con el Plan Especial, mediante la elaboración de estudios y propuestas para mejorar el sistema de espacios libres y equipamientos públicos de carácter metropolitano, la puesta en valor de los recursos patrimoniales y territoriales, la accesibilidad de los ciudadanos a ellos, y las políticas activas de paisaje en el ámbito".

También corresponderá a esta oficina "el apoyo técnico e informativo para las actuaciones administrativas destinadas a la obtención pública de suelos relacionadas con la posterior instrucción de expedientes expropiatorios por la Administración actuante, y la elaboración de un inventario del estado de las edificaciones existentes en el ámbito de las parcelaciones urbanísticas incluidas en el Plan Especial y Zona Arqueológica BIC (declarada Bien de Interés Cultural)".

Los trabajos que realice la oficina técnica tendrán en cuenta las actividades realizadas y se concretarán "en las correspondientes memorias-programa de las acciones a desarrollar". La oficina "dependerá orgánica y funcionalmente" de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio y "estará integrada, al menos", por un director "y el personal necesario para la consecución de los objetivos previstos", que serán contratado por la Junta y el Consistorio cordobés.