La Mesa de la Construcción pide al alcalde una modificación del PGOU sobre el tamaño mínimo de las viviendas

Los promotores y constructores reclaman una adaptación a la demanda real del mercado para reavivar el sector

SEVILLA, 4 (EUROPA PRESS)

Los responsables de la Mesa de la Construcción, con el presidente de la Asociación Empresarial Sevillana de Constructores y Promotores de Obras (Gaesco), Miguel Rus, al frente, se han reunido hoy con el alcalde hispalense, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), para avanzar en la "agilización" de los trámites administrativos que afrontan los proyectos, proponiendo en tal encuentro la "modificación" del tamaño mínimo de las viviendas admitido por el vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para "adaptar" la normativa a las necesidades del mercado y reavivar este negocio.

Tras reunirse con el alcalde y el concejal de Presidencia y Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, Miguel Rus y el presidente del Colegio de Aparejadores de Sevilla, José Antonio Solís Burgos, explicaron a los periodistas que el encuentro ha servido para avanzar en el "trabajo diario" acordado entre el sector de la construcción y las administraciones para hacer frente a la "preocupante" situación del negocio inmobiliario en el actual escenario de crisis económica.

VIVIENDAS DE UNO O DOS DORMITORIOS

En concreto, en este encuentro y en representación de Gaesco, los colegios oficiales de Arquitectos, Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Ingenieros Industriales, Administradores de Fincas, Aparejadores y Arquitectos Técnicos y los agentes de la propiedad, Rus y Solís han reclamado al alcalde una "pronta modificación" del vigente planeamiento urbanístico aprobado en 2006 al objeto de que el tamaño mínimo de las viviendas protegidas y de renta libre "se adapte" a la demanda del mercado, que actualmente se orienta a "viviendas de unos 80 metros cuadrados de uno o dos dormitorios".

"Eso con el actual plan no se puede hacer", dijo José Antonio Solís Burgos. Así, ambos dirigentes del sector de la construcción propusieron una "modificación" del "tamaño y la tipología" admitidos por el nuevo PGOU en cuanto a las viviendas libres y protegidas a fin de satisfacer las necesidades del mercado inmobiliario y de los propios demandantes de este producto. "El alcalde está receptivo", señalaron en cuanto a este aspecto.