La patronal constructora pide que el cambio de modelo económico no demonice a la construcción

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La Confederación Nacional de la Construcción (CNC) solicitó hoy que el nuevo modelo económico que se proponga no "demonice" ningún sector en beneficio o alternativa de otros, "para que todos se conviertan en motor de la recuperación".

Juan Lazcano, presidente de la patronal, tras ser reelegido hoy para un tercer mandato en el cargo, manifestó el "rotundo rechazo" de la CNC a los mensajes sobre la "bondad de que la construcción pierda importancia económica en el futuro" y defendió "la importancia pasada, presente y futura de esta actividad".

Por ello, trasladó la "creciente preocupación" del sector ante la "auténtica avalancha mediática de opiniones y diagnósticos sobre el denominado cambio de modelo productivo".

Así, denunció la "clara tendencia a incluir juicios peyorativos y culpables sobre la actividad constructora con el fin de sentar como un dogma inamovible la urgente necesidad de reducir la dependencia que tiene el crecimiento de la economía española de la construcción".

Para la CNC, "la mayor preocupación del sector deviene de la cultura justificativa de la crisis que parece se ha instalado en el Gobierno, una vez oído al presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, en el debate sobre el Estado de la Nación".

Por todo ello, solicitó que el cambio de modelo que finalmente se implemente no "demonice ningún sector en beneficio o alternativa de otros", para que "todos se conviertan en el motor de la recuperación".

Tras ser reelegido presidente en la asamblea de la CNC Lazcano mostró su disposición a continuar trabajando por el proyecto de la construcción y su paz social.

"El progreso de nuestro sector exige en primer lugar que adoptemos las estrategias necesarias para salir fortalecidos de la crisis económica que tanto nos está afectando", indicó Lazcano.

Para ello, llamó a auspiciar la innovación y la formación, a comprometerse con el desarrollo sostenible y la internacionalización y a perseverar ante los promotores públicos para que la inversión en infraestructuras "siga entendiéndose como un pilar fundamental del desarrollo económico y la creación de empleo".