La rebaja del 50% en tributos de vivienda para los jóvenes regirá hasta 2011 y se prorrogará sólo si sigue la crisis

La medida será "permanente" para las familias numerosas y la Xunta cifra su impacto económico anual en 7 millones de euros

PONTEVEDRA, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, matizó hoy que la aplicación de la reducción de un 50 por ciento de los impuestos por la adquisición de una vivienda tendrá una carácter "provisional" para los jóvenes que, en principio, sólo podrán beneficiarse de esta rebaja fiscal hasta el año 2011, aunque la aplicación de la medida podría "prorrogarse" si persiste la crisis. La rebaja será "permanente" en el caso de las familias numerosas.

Así lo confirmó Núñez Feijóo, después de que la conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás, informase al Consello de la Xunta, reunido hoy en Pontevedra, del anteproyecto de Ley gallega de Medidas Tributarias para el fomento de acceso a la vivienda, que incluye una rebaja "a la mitad" del Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, del que se beneficiarán las familias numerosas y los menores de 36 años.

Según informó Feijóo, en el caso de las transmisiones patrimoniales, el tipo de gravamen aplicable a las transmisiones de inmuebles que vayan a convertirse en vivienda habitual del contribuyente será del 4 por ciento frente al 7 por ciento actual.

En el caso del impuesto sobre actos jurídicos documentados, en su modalidad de documentos notariales, el tipo de gravamen para las primeras copias de escrituras que documenten una adquisición de vivienda habitual bajará del 1 ó 0,75 por ciento al 0,3.

Facenda estima que esta rebaja fiscal tendrá un impacto económico anual de unos 7 millones de euros, en función de los límites que finalmente se fijen en cuanto a topes de renta y de patrimonio de los posibles beneficiarios. De esta cantidad, 6,2 millones de euros corresponderían a los menores de 36 años, de ahí el carácter "temporal" de la medida para este colectivo.

REBAJA "ASUMIBLE"

Convencido de que esta rebaja será "asumible" para las arcas públicas gallegas, porque se verá "compensada" por el incremento de otros impuestos vinculados a la compra de un inmueble, Núñez Feijóo enfatizó su carácter "necesario y lógico" puesto que Galicia tiene unos tipos de gravamen "muy altos" en estos tributos.

"La medida es excepcional, para reactivar el consumo y desbloquear el mercado inmobiliario", argumentó el jefe del Ejecutivo autonómico y calculó que unos 500.000 gallegos podrán acogerse a las rebajas fiscales para la adquisición de una vivienda mientras éstas permanezcan vigentes.