La venta de viviendas de obra nueva se desploma un 60 por ciento el primer trimestre de 2009 en Baleares

PALMA DE MALLORCA, 30 (EUROPA PRESS) La venta de viviendas de obra nueva se ha desplomado un 60 por ciento el primer trimestre de 2009 en relación al mismo periodo del año anterior, según informó en declaraciones a Europa Press el presidente del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API), Josep Oliver, que señaló que esta severa caída en la venta de inmuebles contrasta con el moderado descenso en los precios en Baleares. Así, Oliver afirmó que mientras que en la Península los precios de las vivienda han caído hasta un 30 por ciento, en Baleares lo han hecho como máximo un 15 por ciento. La explicación estriba en que en Baleares sigue habiendo demanda de compra, menos que años atrás, pero "se mantiene". Ello no ha evitado, prosiguió, que aumente de forma muy importante la demanda de viviendas de alquiler, lo que ha provocado que aumente el precio en torno a un 6 por ciento. En este sentido, el presidente de los API de Baleares manifestó que la crisis del sector de la construcción ha provocado el cierre de un gran número de agencias inmobiliarias que sin estar colegiadas ejercían como API. En concreto, detalló que entre los años 2000 y 2006 han cerrado en Baleares alrededor de 3.000 franquicias, de manera que "si hace cinco años había unas 5.000, ahora quedan alrededor de 2.000", aseguró. Estas agencias aprovecharon la "euforia inmobiliaria" y se dedicaban básicamente a la gestión de viviendas de segunda mano. Además, "no ofrecen las garantías que ofrecemos los API colegiados", subrayó Oliver, recordando que el decreto de liberalización del sector inmobiliario en el año 2000 permitió que cualquiera que quisiera abrir una oficina lo hiciera sin dificultades. En Baleares las agencias colegiadas no llegan a 300 y pese a la crisis "se mantienen y no cierran". Así, Oliver señaló que el Colegio ha propuesto al Govern la redacción de un decreto regulador para proteger al consumidor, para evitar que caiga "en un problema grave de estafa o gestión negligente". En Catalunya ya existe esta regulación, comentó. En el Colegio "recibimos continuamente demandas de ciudadanos que declaran problemas y estafas con agencias inmobiliarias", reveló. El Colegio en estos casos pone a disposición del afectado un asesor jurídico. Por último se mostró confiado en que con el inicio de la temporada turística el mercado se reactive, ya que el primer trimestre ha sido "muy flojo". Oliver hizo hincapié en que en las islas hay mucha gente dispuesta a comprar pero "está a la espera de ver si los precios de las viviendas bajan todavía más". Así, destacó que el turismo "anima el mercado y amortigua la situación de crisis dentro del sector de la construcción". El 20% de las transacciones se realizan a extranjeros.