La venta de viviendas usadas se desploma mientras las nuevas lo harán en 2009

  • Madrid, 21 abr (EFE).- La venta de viviendas usadas cayó un 45,2 por ciento en el mes de febrero, según los datos publicados hoy por el INE, mientras que el sector considera que las transmisiones de inmuebles nuevos -que bajaron un 30 por ciento- disminuirán a un mayor ritmo durante este año.

Madrid, 21 abr (EFE).- La venta de viviendas usadas cayó un 45,2 por ciento en el mes de febrero, según los datos publicados hoy por el INE, mientras que el sector considera que las transmisiones de inmuebles nuevos -que bajaron un 30 por ciento- disminuirán a un mayor ritmo durante este año.

Durante el mes de febrero, la compraventa de viviendas cayó un 37,5 por ciento, hasta sumar 34.669 operaciones, la segunda cifra más baja de la serie histórica, iniciada en 2007, ya que en diciembre de 2008 sólo se transmitieron 32.403 inmuebles.

Frente a la caída de las transacciones de vivienda usada, que con 15.642 operaciones en febrero registró la segunda peor cifra del histórico, las ventas de inmuebles nuevos alcanzaron las 19.027 unidades, cifra que descenderá "significativamente" en los próximos trimestres, según el Anuario 2008 del Colegio de Registradores de la Propiedad.

Este informe explica que las ventas de vivienda nueva caerán más drásticamente durante este año, ya que en la actualidad la estadística refleja los acuerdos de compraventa pactados hace dos años, en pleno ciclo alcista.

Después de este boom inmobiliario, que comenzó en el primer trimestre de 2003, el mercado ha experimentado un intenso y progresivo ajuste del número de nuevas viviendas iniciadas, hasta situarse en el cuarto trimestre de 2008 en los 41.404 visados.

Las perspectivas de los promotores han experimentado un cambio radical y han tratado de ajustar su producción a la baja demanda existente, con la consiguiente reducción de las compraventas de vivienda registradas.

No obstante, se ha generado un desfase temporal entre la alta iniciación de nuevas viviendas y la baja compraventa de inmuebles que ha creado un excedente de casas sin vender, uno de los factores que condicionará la duración del ciclo bajista inmobiliario.

Según los registradores, el número de visados para construir nuevas viviendas ya es inferior al número de compraventas de vivienda nueva, por lo que "ya se puede estar ante un proceso de reducción del stock".

A pesar de que desde la patronal de promotores (APCE) se ha cifrado el stock de vivienda en las 600.000 unidades, cifra que aumentará casi hasta las 800.000 a finales de año, el ex director de la Oficina Económica del Gobierno David Taguas aseguró hoy que sólo hay unas 325.000 casas sin vender en manos de inmobiliarias.

El presidente de la patronal de grandes empresas constructoras (Seopan) consideró que las viviendas terminadas sin vender propiedad de promotoras o bancos generan un problema para el sector, al contrario que los inmuebles que fueron adquiridos por particulares como una inversión, que no deberían ser motivo de preocupación.

Taguas propuso al Gobierno que acometa un plan integral contra la crisis económica, con el objetivo de reactivar el mercado residencial, mediante la inversión en infraestructuras e incentivos fiscales a la oferta de trabajo.

No obstante, a juicio del presidente de Seopan no es necesario cambiar el modelo económico cuyo crecimiento ha estado basado en buena medida en la construcción residencial y en la obra pública.

Además, Taguas urgió al Ejecutivo a que tome medidas para que la tasa de desempleo no llegue a alcanzar un nivel máximo del 21,5 por ciento en el primer trimestre de 2011, tal y como pronosticó.

Precisamente, el rápido incremento de la tasa de paro registrado desde mediados de 2007 se ha visto reflejado en el mercado inmobiliario, aminorando la demanda de vivienda para su uso, situación que continuará durante 2009, según las previsiones de los registradores.