LM y se generarán unos 3.500 empleos

Las viviendas, de dos habitaciones, rondarán los 70 metros cuadrados y costarán entre 81.181 y 131.488 euros

TOLEDO, 28 (EUROPA PRESS)

El consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, anunció hoy que se han seleccionado 22 de las 34 ofertas presentadas para la construcción de Viviendas de Iniciativa Público Privada (VIPP) en Castilla-La Mancha, lo que supondrá la edificación de 1.081 casas y la generación de unos 3.500 puestos de trabajo durante aproximadamente dos años, el tiempo estimado para la construcción de estas promociones.

En rueda de prensa, Sánchez Pingarrón también indicó que los precios de estas viviendas, de dos habitaciones y de unos 70 metros cuadrados, oscilarán entre 81.181 y 131.488 euros. Se construirán en los núcleos de población de la región donde más demanda existe.

De este modo, en la provincia de Albacete se desarrollarán cuatro promociones, que suponen 54 viviendas, entre Albacete, Almansa y Villarrobledo, y en la provincia de Ciudad Real serán 7 promociones, por las que se construirán 377 casas en Alcázar de San Juan, Ciudad Real, Puertollano, y Tomelloso.

Asimismo, en Cuenca serán dos promociones de 182 viviendas en Cuenca y Tarancón; en la provincia de Guadalajara otras dos, por las que se construirán 144 casas en Guadalajara y Marchamalo, y en la provincia de Toledo se desarrollarán 6 promociones, que suponen 228 viviendas, entre Bargas, Burguillos, Talavera de la Reina y Toledo.

En este sentido, dejó claro que los proyectos que han salido adelante se ubican en las principales ciudades de la región y en localidades colindantes a estas, "en las que existe una fuerte demanda de vivienda".

Durante el proceso de selección, el descarte de las otras 12 ofertas presentadas se produjo, según indicó el consejero, por dos razones; "o bien porque el proyecto se había propuesto en zonas en la que la demanda era muy baja, o bien los promotores no eran capaces de demostrar que eran propietarios del suelo en el que se iba a construir, lo que es un requisito imprescindible", recordó.

Los criterios de selección que ha seguido la empresa pública de Gestión de Infraestructuras de Castilla-La Mancha (GICAMAN), dependiente del Gobierno regional, se han establecido en función del nivel de demanda, de la rebaja del precio de las viviendas en un 10 por ciento respecto al precio de mercado, del plazo de entrega y de la calidad de la construcción. Con el proceso de selección, "se han cubierto todos los objetivos" que perseguía el Gobierno regional, según el consejero.

En este sentido, recordó que las VIPP son viviendas que se idearon hace un año, a través del Pacto por la Vivienda firmado en Castilla-La Mancha, con el doble objetivo de facilitar el acceso a la vivienda, en especial a los jóvenes que pretenden emanciparse, y de fomentar el sector de la construcción. La mayor parte de las empresas seleccionadas poseen su domicilio en la región, "aunque no puede ser un requisito a exigir", explicó el consejero, que añadió que "si no es así, al menos poseen terrenos en la región".

"NINGÚN COSTE PARA LA JUNTA"

Estas viviendas, recordó Sánchez Pingarrón, "no suponen ningún gasto para la Junta", ya que los promotores son los que construyen las promociones y los bancos los que las financian, gracias a los acuerdos suscritos entre la Junta de Comunidades y ocho entidades; Caja Castilla La Mancha (CCM), Caja Guadalajara, la Caixa, Caja Madrid, BBVA, y Banco Santander, a las que luego se adhirieron Ibercaja y Unicaja. También apuntó, a preguntas de los medios, que los bancos facilitarán la financiación a los compradores y "si hay denegaciones, estas estarán bien razonadas por el banco", garantizó.

Lo único de lo que se ocupa la Junta de Comunidades es de "adjudicar la vivienda a sus propietarios". Si la demanda no se cubre en el plazo de un año, "Gicaman la adquiere con sus fondos, de modo que ésta pase a formar parte del parque de viviendas públicas de la región", destinándose al alquiler.

En este sentido, Sánchez Pingarrón avanzó que los interesados en adquirir una de estas VIPP pueden acudir al registro de demandantes. Si hay más demanda que oferta, el procedimiento se realizará por sorteo, ya que "es lo más rápido y transparente". Si no se da el caso, la adjudicación se realizará por orden de antigüedad de los inscritos.

"En Castilla-La Mancha hay unos 48.000 demandantes de vivienda inscritos en el Registro de Demandantes", recordó, de los que "aproximadamente 45.000 se encuentran en las zonas donde se construirán estas promociones", apostilló Sánchez Pingarrón.

Explicó que "hoy, con estadísticas de la situación económica actual, vemos que la iniciativa de construir nuevas viviendas se ha reducido en un 57 por ciento en Castilla-La Mancha", lo que significa que el volumen de nueva construcción se ha reducido desde 49.000 en 2007 hasta unas 22.000 en el presente año.

Julián Sánchez Pingarrón estimó que el inicio de las obras será de entre tres y seis meses, aunque "no depende de la Junta, sino de los ayuntamientos y de las licencias municipales y demás". Será en este momento cuando se comiencen a adjudicar las viviendas a sus propietarios para que estos "vayan haciendo los pagos iniciales". El tiempo de ejecución de las viviendas que establece la Junta es de entre 14 y 24 meses, de modo que "se procedería a la entrega de viviendas, si no surge ningún contratiempo, a mediados de 2011", avanzó.

Finalmente, y preguntado por la intención de la Junta de llevar a cabo más promociones de VIPP en la región, Sánchez Pingarrón apostó por "ser prudentes y ver cómo reaccionan los demandantes" que, en un principio no recibirán subvenciones, "aunque pretendemos que para los próximos planes sí se den ayudas". No obstante, dejó claro que "vamos a aprender de la experiencia", avanzando a su vez que la próxima semana "conoceremos importantes noticias para la región de mano del Ministerio de Vivienda".