Los promotores de Baleares acusan a Zapatero de "castigarles" en el peor momento de ventas de viviendas

PALMA DE MALLORCA, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente de los Promotores Inmobiliarios de Baleares, Gabriel Oliver, acusó hoy al presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, de "castigarles" en el peor momento de ventas de viviendas, después de anunciar que la deducción fiscal por compra de un piso, con una base deducible de 9.015 euros, se restringirá a las rentas inferiores a los 17.000 euros a partir de 2011, de forma que para rentas superiores, se reducirá linealmente hasta desaparecer cuando estén por encima de 24.000 euros anuales.

En declaraciones a Europa Press, Oliver señaló que esta medida va a ser "perjudicial" para el sector de los promotores inmobiliarios, teniendo en cuenta que la venta de viviendas ha caído un 50 por ciento como consecuencia de la crisis económica y, en esta línea, indicó que la desgravación por la compra de un piso suponía un "aliciente" para muchas familias.

"No parece lógico que cuando hay una dificultad se eliminen las deducciones por la compra de una vivienda en las rentas superiores a 24.000 euros, cuando hay muchísimos casos en los que una vivienda es adquirida por una pareja con rentas de 12.000 euros anuales cada miembro de la misma", indicó.

El presidente de los Promotores Inmobiliarios de Baleares criticó que mientras que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero "castiga" al sector de la construcción, por el contrario, está dando "incentivos" a otros sectores, como el de la automoción, con el fin de incentivar el mercado e incrementar las ventas.

Por esta razón, Oliver admitió que no entiende la medida avanzada por Zapatero en el Debate sobre el Estado de la Nación, teniendo en cuenta que el sector de la edificación privada es el que "más dinamiza la economía".

En este sentido, recalcó que el Ejecutivo central "no puede pensar que puede dinamizar la economía a través de la inversión pública", ya que, a su juicio, ésta "sólo ayuda parcialmente al sector de la construcción porque no puede ser eterna".

Por otra parte, apuntó que el hecho de que Zapatero haya anunciado también que mejorará la deducción por alquiler equiparándola a la deducción por compra, va a ayudar a que la cuota de mercado del alquiler se incremente en Baleares, si bien recordó que "hoy por hoy falta una conciencia social" para apostar por esta fórmula, en lugar de por la compra de una vivienda.

Actualmente, la deducción por alquiler es un 15 por ciento sobre 9.015 euros para rentas inferiores a los 12.000 euros, que se reduce progresivamente hasta los 24.000 euros. Así, Zapatero adelantó que este umbral mínimo se elevará a 17.000 euros a partir de 2011.